Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



El Real Madrid despedirá 2016 con tres títulos internacionales (Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) y con el reto de acabar con el dominio del FCBarcelona en España.

Líder de la Liga con tres puntos de renta (y un partido menos) respecto al eterno rival, la plantilla del Madrid está convencida de que algunas tensiones internas del Barça pueden estallar en los próximos meses si se mantiene la renta actual en el torneo de la regularidad.

Los jugadores del Madrid intentan tapar sus tensiones y, sobre todo, el malestar de James Rodríguez. Prefieren mirar al Camp Nou y aseguran que en Barcelona tienen un problema con Messi.

En el vestuario del Bernabéu cuentan que la estrella del Barça no quiere que Luis Enrique siga como entrenador del primer equipo y recuerdan el duro enfrentamiento que ambos protagonizaron en enero de 2015.

El Barça, curiosamente, deberá afrontar en los próximos meses las renovaciones de Messi y Luis Enrique.

Las condiciones de Messi

Josep Maria Bartomeu, presidente azulgrana, admitió este miércoles que espera tener resuelta la continuidad del delantero argentino antes del verano, preferentemente a finales del primer trimestre del año.

El máximo dirigente azulgrana no quiso dar detalles, pero algunas fuentes del club admiten que Messi podría pedir una prima “importante” para renovar su contrato y el compromiso de la entidad de que la plantilla del Barça seguirá siendo competitiva.

En el Madrid tiene claro que Bartomeu apostaría por Messi si tiene que elegir entre él y Luis Enrique, y algunos jugadores creen que el buen rollo entre el argentino, Luis Suárez y Neymar acabará saltando por los aires.

La plantilla madridista bromea con el poder que Cristiano Ronaldo tiene en el Bernabéu y califican a Messi de “enano” y “dictador”.

infoBETS


Espacio Publicitario