Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



El Real Madrid sigue siendo un club muy poderoso e influyente. En España, en Europa y en todo el mundo.

La decisión del TAS de rebajar la sanción de la FIFA por irregularidades en los fichajes de algunos menores confirma que Florentino Pérez trabaja muy bien la vía diplomática.

El pasado 26 de febrero, Gianni Infantino fue nombrado, oficialmente, nuevo presidente de la FIFA después de seis años de ser el secretario general del máximo organismo futbolístico.


La elección del abogado suizo, de 46 años, fue muy celebrada en el Real Madrid. Especialmente, en los despachos del Santiago Bernabéu.

Infantino nunca ha escondido su admiración al Real Madrid, que apostó muy fuerte por él con el objetivo de recuperar el poder perdido en las altas instancias del fútbol mundial.

Favores prestados

Florentino Pérez, según admitió una fuente muy próxima al presidente de ACS, quería cobrarse los favores prestados. Hace un año, figuras ilustres del club blanco posaron con Infantino. El nuevo presidente se fotografió con Mourinho, Ancelotti, Figo, Hierro, Mijatovic y compañía en plena campaña electoral.

Florentino quiere que el Real Madrid tenga una mayor influencia en las grandes decisiones del fútbol mundial. El próximo objetivo del presidente de ACS es desbancar a Ángel María Villar de la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol.

El Barça también celebró la salida de Joseph Blatter de la FIFA, pero el club que preside Josep Maria Bartomeu tiene mucha menos influencia que el Real Madrid.

En el Camp Nou sentó muy mal la resolución del TAS, que permitirá que el Madrid pueda fichar e inscribir nuevos jugadores en el mercado de verano.

El Barça, por otra parte, intenta mejorar sus relaciones con la FIFA, utilizando al excapitán Carles Puyol como embajador.