Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



El Real Madrid no es un equipo especialmente regateador. Los jugadores merengues especialmente brillantes en el desborde son pocos, y en el campeonato de Liga las estadísticas muestran que hay dos que destacan principalmente: MateoKovacic y Luka Modric.


Con la lesión de Gareth Bale, los dos futbolistas balcánicos son los que más regates con éxito ejecutan por partido en el Real Madrid, contando sólo el campeonato de Liga. Especialmente Kovacic brilla en este arte, con 2'5 regates buenos por encuentro. Su compatriota alcanza los 2 regates con exito por partido.

Tras estos tres futbolistas, encontramos en el ranking a Marcelo, con sólo 1'2 regates con éxito por encuentro. Álvaro Morata, Isco Alarcón y Toni Kroos, con 1'1, le siguen los pasos al brasileño. El resto de los miembros de la plantilla no ejecutan, hasta la fecha, ni siquiera un regate bueno por encuentro de media.

Son números que se pueden analizar de dos formas distintas: por un lado, el negativo, que los blancos necesitan más desborde para mejorar un poco más sus prestaciones; y por el otro, el positivo, que el equipo madridista es capaz de generar muchas ocasiones, hacer goles y ganar partidos sin necesidad de regates.

El equipo blanco está más habituado al juego directo y a la búsqueda de espacios entre la defensa rival que a buscar la meta contraria a base de fintas y regates. Los madridistas no desechan ningún tipo de juego, sin embargo, y están abiertos también a seguir trabajando para que el desborde también resuelva partidos.