Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



Zidane tiene de nuevo el bendito problema que cantaba el recordado Luis Molowny. El técnico canario siempre decía que él prefería sufrir el dilema de descartar buenos futbolistas, aunque eso significara tener enfadados a varios profesionales. «El Mangas» sabía tener manga ancha para dar protagonismo a todos con un arte irrepetible que se llevó al cielo. Zinedine pretende disfrutar de esa misma sabiduría. Lo tiene más difícil, porque su plantel está poblado de internacionales.


Bale se quiere añadir a la lista del Nápoles junto a Pepe, James, Marcelo, Modric y Carvajal, que fueron alta para medirse al Osasuna

Bale se quiere añadir a la lista de altas que Pepe, James, Carvajal, Modric y Marcelo engrosaron el pasado martes. De golpe, el responsable del Real Madrid se encuentra con seis hombres que han sido titulares y que quieren sentar a otros seis compañeros que lo han hecho muy bien. Todos desean entrar en la convocatoria del Nápoles, mañana.



A «Zizou» se le cae el pelo, sufre, para dar protagonismo a una veintena de buenos jugadores. En Pamplona no pudo dar ni uno a Morata, Pepe, Carvajal y Mariano. En Champions, este martes tendrá que descartar a varios futbolistas consagrados.


Para colmo de benditos problemas, Kroos vuelve al once tras ser baja en Navarra por sanción. El dilema del entrenador blanco es peliagudo. Y el equipo acusa demasiado ausencias como las del alemán. No hay relevo para Kroos. Ni para el goleador, Cristiano. El encuentro frente al Español en el Bernabéu, el día 18, y las dos salidas consecutivas a los campos del Valencia y Villarreal, el 22 y el 26 de este mes, permitirán más rotaciones. La Copa de Europa exige experiencia y una alineación consolidada con Ramos al mando desde atrás.