11 INICIAL de Zidane en el CLÁSICO

Al Real Madrid le espera un mes de abril durísimo. El conjunto dirigido por Zinedine Zidane se medirá algunos de los mejores equipos de Europa en un abril de vértigo que será decisivo para el devenir de la temporada. En los próximos partidos el equipo se va a jugar su futuro en la Champions League en el la Liga, y ante sí tendrá rivales de peso como el Atlético de Madrid, el Barcelona o el Bayern de Múnich.
Pero el entrenador francés tiene un plan para dosificar a los jugadores durante estas semanas tan exigentes y tiene claro que hará rotaciones ante el Atlético y el Barça en Liga para dar entrada a jugadores como Isco, James, Danilo, Kovacic o Morata y que el equipo no pague en la Liga los esfuerzos de la Champions League. El galo va a dar prioridad a los dos partidos de Champions contra el Bayern, los únicos en los que alineará el equipo de gala salvo que giro de última hora.

Rotaciones para el Everest

Este Everest para los blancos comenzará ante el Alavés en el Santiago Bernabéu, la próxima cita liguera, mientras que se cerrará el 30 ante el Valencia. En total, el Real Madrid va a disputar nueve encuentros, algunos de máxima dificultad, de ahí que Zidane haya diseñado un plan para evitar que el cansancio pueda hacer mella.
El primer duelo a priori realmente exigente será el 8 de abril, el derbi madrileño que se disputará en el Bernabéu ante un Atlético de Madrid que se está jugando la tercera plaza con el Sevilla. Zidane planea introducir a algunos menos habituales en ese partido, pues cuatro días después el equipo viaja a Múnich para disputar el partido de ida de los cuartos de final de la Champions.
Pero la cosa no queda ahí. Después, el conjunto blanco se mide al Sporting de Gijón el 15 de abril, y cinco días después recibe al Bayern para disputar la vuelta. Un pico de montaña que acabará el 23 de abril ante el Barcelona, un partido en el que ambos se jugarán en gran medida el título de Liga, pues si el Real Madrid vence puede dar un golpe definitivo a los azulgrana. Para este choque, el técnico galo también tiene previsto alinear jugadores más frescos en el Clásico para intentar que el cansancio se note lo mínimo posible. En cuestión de 15 días el Real Madrid jugará dos veces ante el Bayern de Múnich, una ante el Atlético de Madrid y otra frente al Barcelona, por lo que las rotaciones están aseguradas.
Con la tecnología de Blogger.