Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

“James Rodríguez sale seguro y pondría un interrogante en la salida de Isco”, adelantó Eduardo Inda en El Chiringuito el pasado martes. El jugador colombiano tiene pie y medio fuera del Real Madrid en verano, y pretendientes no le van a faltar. Hablamos de un jugador top que sería titular en la inmensa mayoría de los grandes de Europa, de ahí que en Inglaterra haya varios equipos detrás suya para intentar reclutarlo de cara a la próxima temporada.
El primero que se interesó fue el Chelsea en el pasado mercado invernal. El colombiano llegó a poner en tela de juicio su futuro en el conjunto merengue tras ganar el Mundial de Clubes, pero el toque del club y del vestuario hizo efecto y dejó de hacer ese tipo de comentarios. A Conte le gusta y a Abramovich también, pero no son los únicos. Mourinho comparte representante con él, el archiconocido Jorge Mendes, y el colombiano no ve con malos ojos jugar en un grande como el Manchester United. Y el último club en sumarse a la puja es el Liverpool de Klopp, que también ha puesto sus miras en el jugador del Real Madrid, a sabiendas que es un talento de los que hay pocos en el continente.

“No vamos a regalar a nadie”

James Rodríguez no ha vuelto a encandilar al Bernabéu como lo hizo en su primera temporada de blanco, y el tiempo se le acaba. El de Cúcuta está cansado de tener puesto el disfraz de actor secundario que ha paseado con más pena que gloria durante más año y medio y lleva tiempo queriendo dar un paso adelante, hacerse con un puesto en el once inicial. Sin embargo, a día de hoy lo tiene muy complicado, porque Zidane ha dejado bastante claro con sus decisiones que prefiere a otros jugadores antes que a él, por lo que el camino de James y el Real Madrid parece que se separará pronto. Sin embargo, que el Real Madrid escuche ofertas por James no quiere decir que lo vayan a regalar, ni a él ni a ningún otro.
Además, James ha hecho cosas que no han gustado. Su juego no ha estado a la altura de lo que el Real Madrid esperaba, y algunas de sus declaraciones, tanto con Colombia como con el club de Chamartín, han sentado mal en algunos momentos. Por otro lado, su actitud no ha sido la adecuada en varias ocasiones, de ahí que a Zidane no le haya temblado el pulso con él.