Cristiano Ronaldo no está acostumbrado a que le cambien. Al luso le gusta estar en el campo, más aún en los partidos importantes, y no es un buen inquilino del banquillo. Zidane no es tonto y lo sabe, pero el técnico del Real Madrid tuvo las narices de quitarle en San Mamés en el minuto 78. CR7 se perdió los últimos y decisivos 15 minutos de partido, con el alargue incluido. El cambio, como era de esperar, no gustó al crack portugués, que salió del campo con cara de pocos amigos.
Además, según se puede ver en unas imágenes mostradas por GOL, Cristiano no entendió la sustitución: “¿Por qué a mí? ‘Fodase”, dijo el 7 antes de sentarse en el banquillo después de estrechar la mano de Zidane.
Cristiano Ronaldo ya se tomó mal la vez que fue sustituido en el estadio Gran Canaria, en el partido de la primera vuelta que disputaron entre Las Palmas y Real Madrid y que acabó en empate, pero que ganaban los blancos cuando el luso salió del campo.
Zidane, en San Mamés, decidió cambiar a Cristiano también con ventaja, con 1-2 en el marcador para asegurar el resultado. El técnico blanco quitó a un delantero y metió a Isco, un centrocampista más, y le salió bien. El Real Madrid confirmó su victoria ante el Athletic que puede ser clave para el desenlace de LaLiga.
Con la tecnología de Blogger.