“Kovacic y Asensio no se venden”. Es una respuesta lacónica y directa. Son sólo cinco palabras con las que se encuentran todos los clubes, que no son pocos, que cada semana llaman a las oficinas del Real Madrid mostrando su interés en estos dos jugadores de la plantilla de Zidane.
A pesar de que su rol actual en el Real Madrid dista mucho de ser el de titulares indiscutibles, en el club blanco consideran que tanto Kovacic como Marco Asensio van a tener “un papel fundamental en el Madrid del futuro, porque han demostrado que tienen un potencial enorme a pesar de su juventud”.
Tanto Kovacic como Asensio comenzaron la temporada con la camiseta de titulares para Zidane porque se lo ganaron después de una pretemporada “espectacular”. El croata, en su segundo año en el Real Madrid, empezó a demostrar el jugadorazo que es y se consolidó como un hombre indispensable para acompañar a Kroos y Modric durante los casi tres meses de lesión de Casemiro.

Intocables

Marco Asensio arrancó la temporada como un tiro. Eligió el camino más complicado –quedarse en el Real Madrid y no irse cedido– y respondió en seguida a la confianza de Zidane con golazos en la Supercopa de Europa ante el Sevilla y en su debut liguero de blanco en Anoeta.
Luego, a medida que Zidane fue recuperando efectivos, tanto Kovacic como Asensio han perdido protagonismo. Han ido desapareciendo de las alineaciones –a pesar de que el técnico está contentísimo con su trabajo y su rendimiento– e incluso se han quedado fuera de las convocatorias. Eso ha provocado que muchos clubes europeos llamen a las puertas del Bernabéu preguntando por su situación.
Pero la postura del Real Madrid es inflexible: ni Asensio ni Kovacic van a salir del equipo ni la próxima temporada ni en las venideras… siempre que ellos quieran. En la cúpula del club blanco se considera que van a ser dos futbolistas que “darán muchas alegrías al madridismo en los próximos años”.
Con la tecnología de Blogger.