Todos convendrán conmigo que estos fines de semana en el que las competiciones nacionales se paran y son introducidas en su defecto por encuentros clasificatorios, o no, de selecciones se hacen algo… como llamarlo… “espesos”.

La culpa no la tiene el poco patriotismo imperante en nuestro país, ni los piques entre los jugadores pertenecientes a la selección de diferentes equipos, la culpa no la tiene, siquiera, los jugadores que visten la camiseta de la selección cuando por otro lado sostienen movimientos políticos contrarios a ella, no, la culpa la tiene el sistema de organización propuesto por los estamentos futbolísticos (da igual que sea UEFA o FIFA) de estos partidos y, por ende, de sus campeonatos.

En este deporte que es el fútbol, sus estamentos se muestran más proclives a engrosas grandes masas de dinero en sus respectivas arcas, que a crear un sistema competitivo atractivo para el aficionado. 
Tanto UEFA como FIFA, se empeñan en que tengamos que asistir a encuentros como el del pasado viernes, que enfrentaba a la selección española contra una selección netamente inferior como es la israelí, que lo tildan de clasificatorio para no sé qué, pero que en realidad es un mero trámite que ni siquiera llena estadios (ni siquiera lleno el estadio del El Molinón). A lo anterior, se le suma que las distintas federaciones acuerdan repartirse un “cachito del pastel” añadiendo un partido amistoso que no hace más que dañar el físico de los jugadores de los diferentes clubes y el hastío de los aficionados.

En otros deportes punteros, como el baloncesto, en los diferentes torneos celebrados, se disputa a su vez quién de estos va a competir en el siguiente campeonato y, como mucho, de ahí salen una serie de combinados nacionales que disputarán unas rondas previas de clasificación, pero nada que ver con el cambalache que tienen montado estos sinvergüenzas del balompié, pero claro, esto no deja millones de euros en televisión y entonces no daría para mantener a tanto asiduo a la “sopa boba” residentes en la sede de Nyon.

Por todas estas cosas y algunas otras, estos parones nacionales carecen del interés del público, que después en las fases finales se muestra volcada con su selección, y esta desafección hace también mella en nuestros queridísimos “amigos” de la prensa patria.
Estos días en la prensa, aparte de ver, leer y oír una cantidad de estupideces que no nos hacen sonrojar porque desgraciadamente ya estamos acostumbrados, como no podía ser de otra manera, los Manolo Lama, Carreño, Relaño, Palomar, etc., dedican sus respectivos medios y redes sociales a dar palos a Zidane, es decir, a dar palos a Florentino Pérez, es decir, a dar palos al Real Madrid.

Ahora salen los “illuminati” diciendo que si Isco para arriba, que si Isco para abajo… menuda panda de demagogos, menuda panda de histéricos, menuda panda… Ellos que son los primeros en criticar cualquier decisión de Zizou, ellos que en cuanto pueden atacan a todo lo que se mueve en el Real Madrid, ellos…
Por increíble que parezca, estos mamarrachos se dedican a verter críticas hacia el Real Madrid sin ni siquiera contrastar los datos que ofrecen. Mientras que en los últimos siete partidos con el seleccionador Lopetegui, Isco ha jugado 93´. De más de 600´, el malagueño ha jugado 93´. Con el Real Madrid el de Arroyo de la Miel esta temporada ha jugado más de 1.000´ siendo el jugador nº 13 más utilizado por Zizou. 
Sin entrar a valorar la aptitud y actitud de Isco, sin entrar a valorar por quién debería entrar Isco en el 11 titular del Real Madrid, sin todo esto, si que debemos ponderar lo demagogos y aprovechados que son estos pseudo periodistas a los que los indocumentados dan tanta “bola”.

Ya les aviso que esto no va a quedar aquí, imagínense cuando llegue la época estival y con ellos los fichajes, imagínense cuando el Real Madrid esté en la negociación de hacerse con los servicios de un portero… ¡imagínense que entre esos porteros se encuentre De Gea!. Pobre David, si llega a fichar por el Real Madrid, algo que, para él, sería como tocar el cielo de su carrera se le echarán encima a la mínima que puedan… si no ficha por el Real Madrid, no cumplirá el sueño, pero seguirá teniendo a estos palmeros en su agenda. 

Pedro Glez.
Con la tecnología de Blogger.