Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



En plenos rumores sobre una posible salida a corto plazo en el Real Madrid, Isco atraviesa uno de sus mejores momentos de juego con la camiseta blanca. El centrocampista andaluz ha sido clave en el devenir del equipo dirigido por Zinedine Zidane en el último mes, demostrando un estado de forma que invita a añadir el asalto a la titularidad a la variante de su marcha. 

En esta vorágine de actuaciones reivindicatorias, Isco recibirá junto al resto de compañeros al Betis, un rival de su agrado y ante el cual podría disponer de un papel protagonista, como uno de los beneficiados de las rotaciones de Zizou después de un partido duro como fue el vivido en San Paolo el pasado martes, donde Isco solo disputó los últimos diez minutos.

Hablando en clave madridista, el simpático equipo verdiblanco tiene un color especial para Isco. El debut del ’22’ –entonces con el dorsal ’23’– se produjo en un encuentro de Liga frente al Betis. El conjunto dirigido entonces por Pepe Mel le puso las cosas muy complicadas a un Madrid estival y aún sin formar, pero el mediapunta apareció para romper el empate en los últimos minutos con un espléndido gol de cabeza que levantó al Bernabéu de sus asientos. Los aficionados blancos comenzaron ahí un idilio con el malagueño que continúa más de tres años después.

Y es que el Betis es un rival que se le da muy bien a Isco, sobre todo en el aspecto goleador. Prueba de ello son los dos tantos que le endosó a los sevillanos en el partido de ida disputado en el Benito Villamarín y en el que el Real Madrid se impuso por 1-6.



Ahí, Isco, como en otras tantas ocasiones en las que el Madrid ha necesitado de sus servicios fuera de casa, fue uno de los actores principales en la victoria merengue. En aquella ocasión, además, su participación con la pelota se vio refrendada por un doblete –el segundo de los goles de bella factura– que le convirtió en el MVP del choque.

Bien como mediapunta o formando parte del trío de centrocampistas de Zinedine Zidane, Isco ha demostrado preparación y calidad para liderar el juego de ataque del Madrid. La personalidad del jugador de Arroyo de la Miel es un rasgo que le distingue del resto de futbolistas y, en una situación de necesidad como la que atraviesan los blancos en Liga, los técnicos saben que con su presencia en el once o como revulsivo apuestan al ganador.