Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

"Florentino Pérez hace las alineaciones por teléfono". Esta frase que se repite hasta la saciedad en las redes sociales y provoca una mezcla entre risas y críticas contra Florentino Pérez vuelve a estar en boca de muchos. 
El presidente del Real Madrid siempre ha estado en el punto de mira de la horda más crítica del Santiago Bernabéu por su carácter claramente intervencionista. Un presidente no debería interferir en cuestiones estrictamente deportivas. 
Sin embargo, es un secreto a voces que esto ocurre. Fue el motivo por el que dimitió José Antonio Camacho en su momento, cuando apenas arrancaba en el Madrid. Hay quién dice que ni siquiera Zidane tiene vía libre. 
Lo deslizó Carlo Ancelotti en su nuevo libro, que salió a la luz el pasado diciembre. El entrenador italiano, ahora en el Bayern Múnich (próximo rival del Madrid en los cuartos de la Champions), se despacha a gusto contra el dirigente blanco.
La obra se titula El líder calmado: cómo conquistar mentes, corazones y victorias. En su interior se descubren los secretos de Ancelotti como entrenador y sus vivencias más surrealistas en el Madrid.
El entrenador italiano, aún dolido por su marcha del club blanco, relata las que para él son las claves para liderar un grupo y gestionar relaciones tanto con jugadores como con directivos: estima y confianza en lugar de la imposición.
Crónica de una muerte anunciada
También destaca episodios sorprendentes que dan a entender las complejidades de trabajar para Florentino Pérez. O cómo evolucionó su relación rumbo a una pérdida de confianza.
Ancelotti sostiene la teoría de que Florentino lo sentenció del Madrid a raíz de una serie de presiones que el técnico desoyó para modificar la posición de Gareth Bale.
"Una mañana de marzo recibí un telefonazo del director general –José Ángel Sánchez– que me dijo que el presiente quería hablar al final del entrenamiento de aquel día. Aquello era insólito”, narra el italiano.
“Cuando fui a ver al presidente me dijo que el agente de Bale había estado en su despacho para hablar de la situación del jugador”, prosigue.
El agente de Bale estaba detrás
El origen: “Meses antes, el 4 de enero, yo había sustituido a Bale en el encuentro que representó el fin de nuestra racha ganadora. Según los rumores, el presidente dijo que había visto en ese cambio un ataque contra él”.
“Y cuando me lo echó en cara, no lo entendí. Lo que motivó que, desde entonces, perdiera la confianza en mí”, zanja Carletto.
Pero hay más. Uno de los mensajes que recibió a través de Sánchez, director general y chico de los recados de Florentino, ponía en duda su trabajo y la forma de gestionar el esfuerzo de sus jugadores.
Ancelotti recibió acusaciones constantes de falta de trabajo y dedicación en el día a día. El Real Madrid atacaba a su entrenador por no hacer que sus jugadores trabajaran al máximo.
Presiones a los jugadores
Así lo cuenta el italiano: "El club quería presionar a los jugadores y decía: 'Necesitamos trabajar. Tenemos que trabajar más. Tenemos que concentrarnos más antes de los partidos'. Pero era un error.”.
“La verdad es que yo necesitaba dar más descanso a los jugadores. Estuvimos un mes con lesiones y casos de agotamiento. Y eso fue determinante cuando perdimos la Liga”, cuenta Ancelotti.
Y lo justifica el técnico: “Perdimos también ante el Barcelona en ese periodo, y entre febrero y marzo tuve lesionados a cinco jugadores importantes: Ramos, James, Pepe, Luka Modric y Karim Benzema".

infoBETS


Espacio Publicitario