Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



“No ganamos la Liga desde hace mucho tiempo, es una motivación tremenda”, decía Zidane en la rueda de prensa previa al partido del Real Madrid ante el Betis. Y es que en el seno del conjunto merengue, desde el comienzo de la temporada, consideran prioritario alzarse con el título liguero para romper esa sequía de la que hablaba el técnico francés. En esas, en el vestuario merengue la consigna para lo que resta de campeonato doméstico está clara: “No podemos fallar más en el Santiago Bernabéu”.

Tanto los jugadores como el propio Zidane coinciden de puertas para adentro en que los seis puntos que el Real Madrid ha ‘regalado’ en casa ante tres rivales que a priori eran ‘asequibles’ como el Villarreal, el Eibar y Las Palmas, han sido decisivos para que el equipo blanco no tenga la Liga medio sentenciada, además de las continuas ayudas arbitrales al Barcelona y los puntos que los colegiados le han birlado al Real Madrid.
Ganar, ganar y ganar en casa

En cuanto al aspecto arbitral, poco puede hacer el Real Madrid, que además no es partidario de liarla como sí hacen en tierras catalanes con Piqué como portavoz. De ahí que en el seno merengue se hayan conjurado estos días para intentar no dejar escapar más puntos del Santiago Bernabéu de aquí a final de temporada: “Si ganamos todos los puntos en casa, no se nos escapa la Liga”.



No será fácil, pues el Real Madrid tiene que recibir al Atlético de Madrid en la jornada 31, al Barcelona en la 33 y al Sevilla en la penúltima cita liguera, pero en esas grandes citas es cuando el conjunto blanco debe dar un golpe sobre la mesa delante de su público para meterse media Liga en el bolsillo. En estos momentos, el cuadro merengue es segundo con 59 puntos, uno menos que el Barcelona, que es líder con 60. Sin embargo, el Real Madrid tiene que disputar un encuentro más que los azualgranas, el duelo aplazado ante el Celta que todavía no tiene fecha.