Kylian Mbappé es el jugador de moda en Europa. El atacante francés del Mónaco volvió a marcar en la vuelta de octavos de final de la Champions ante el Manchester City y este jueves, a sus 18 años, ha sido convocado por Deschamps para la selección absoluta. El extremo galo es uno de los jugadores más deseados de Europa, pero hay algo que juega en favor del Real Madrid: Mbappé es madridista y su sueño es vestir de blanco.

Emisarios del club merengue presenciaron este miércoles el partido de Liga de Campeones en el propio estadio monegasco para ver de cerca al joven, que lejos de achantarse en una cita de tal calibre marcó y cuajó otra gran actuación. Mbappé dejó alucinados a los ojeadores y el Real Madrid tiene marcado en rojo su nombre para el mercado de verano, aunque no será un fichaje fácil, pues media Europa está detrás de él.

Mbappé, rodeado de pósters del Real Madrid y de Cristiano.

Madridista y fan de CR7

La realidad es que en Concha Espina se lleva siguiendo desde hace muchos años al que se conoce como el nuevo Henry, aunque quizás haya sorprendido al club y a todo el mundo del fútbol en general su espectacular y temprana explosión al máximo nivel. Todos los grandes del continente le quieren, pero el Real Madrid tiene un as guardado bajo la manga. Hace cuatro unos años, cuando sólo tenía 14, Mbappé visitó Valdebebas por recomendación de Zidane. “Yo entonces era un niño que vio hablar al mejor jugador de la historia de Francia. Fue conmovedor, sincero conmigo. Fue un gran momento, pero no se concretó. Quise priorizar seguir en mi país. Me quedé en el Mónaco“, explicaba el jugador, que tiene una predilección especial por Cristiano Ronaldo, con el que pudo fotografiarse en aquella ocasión. “Es su ídolo desde hace muchos años. Se pasaba horas viendo vídeos en Internet”, reconocía su padre.

Mbappé posa con Cristiano Ronaldo en Valdebebas. (Twitter)

Mbappé siempre ha sido un madridista confeso, y las imágenes del joven extremo del Mónaco en su cuarto rodeado de pósters del Real Madrid y de Cristiano Ronaldo así lo demuestran. Al francés le tira el blanco desde que era pequeño y su sueño de jugar en el mejor club del mundo está más cerca, pues actuaciones como las de este miércoles hacen que la entidad empiece a mover fichas para reclutarlo.
Con la tecnología de Blogger.