"No vamos a regalar a ningún jugador"



En las oficinas del Santiago Bernabéu se remangan para afrontar lo que será un verano movidito. La cúpula del Real Madrid es consciente de que, cumplida la injusta sanción de la FIFA, el club acudirá al mercado en busca de reforzar la plantilla en los puestos que adelantó DIARIO MADRIDISTA: un portero, un lateral izquierdo, un central y un galáctico. Pero Florentino y su Directiva también saben que varios jugadores querrán salir del equipo este verano, entre ellos Isco, James y Morata. 

Tal como adelantó el director de OKDIARIO, Eduardo Inda, en El Chiringuito de Mega, “Isco, James y Morata le han comunicado al club su decisión de salir si su situación en cuanto a minutos e importancia no cambia radicalmente de aquí a lo que va de final de temporada”. En el Real Madrid tienen claro que no podrán quedarse todos en la plantilla del año que viene, pero la cúpula manda un aviso a los que quieran salir: “No vamos a regalar a ningún jugador, se llame como se llame”.

La decisión del Real Madrid es firme porque desde el club se hacen números para intentar cuadrar las cuentas entre la operación salida con los fichajes que llegarán este verano. La entidad de Concha Espina asume que tendrán que traspasar jugadores, “pero al precio de mercado”. La cúpula del club blanco insiste en que los futbolistas que quieran salir “tendrán que presentar ofertas que se ajusten a su valor, porque no somos El Corte Inglés y aquí no habrá rebajas”.

Los casos de Isco, James y Morata presentan similitudes, pero también alguna diferencia. Ninguno de los tres es intocable para Zidane y todos quieren dejar el Real Madrid en busca de clubes que les garanticen jugar todos los minutos que quieren la próxima temporada, que además es año de Mundial.
Isco, James y Morata: parecidos razonables

El caso de Isco es el más complicado para el Real Madrid. El malagueño termina contrato en junio de 2018 y, de momento, no tiene intención de renovar. El club blanco estará este verano en la tesitura de intentar cerrar un acuerdo para prolongar su contrato o traspasarle, ya que si no lo hace, Isco se marcharía gratis al final de la próxima temporada y la sombra del Barça sobre el malagueño siempre ha sido alargada.

Morata tiene un contrato de larga duración (hasta 2021) con el Real Madrid, que ejerció el pasado verano la opción de recompra de la Juventus. El delantero está a la sombra de Benzema, a pesar de que participa en casi todos los partidos, ya sea de titular o desde el banquillo. Conte no se olvida de él y Morata quiere tener más minutos para ser el 9 de España en el Mundial de Rusia.

James Rodríguez termina contrato en 2020. Sin duda sería uno de los jugadores más cotizados en el mercado veraniego si decide salir del Real Madrid. Zidane y el club cuentan con él, pero el colombiano duda si quedarse para seguir viviendo a la sombra de la BBC.
Con la tecnología de Blogger.