Un título que tiene once finales. Así se plantea La Liga el Real Madrid a falta de once enfrentamientos del final. Con un partido menos, los de Zidane marchan líderes y dependen únicamente de sí mismos para alzar el ansiado trofeo. La competición doméstica es el objetivo primordial de la temporada blanca y se quiere consolidar a toda costa. Muestra de ello es la garra con la que los blancos han tratado de defender el liderato.
Con la victoria del este fin de semana, el Real Madrid se marcha al parón de selecciones líder de una clasificación apretada pero en la que tienen cierta ventaja. Con una bala en la recámara, pues puede permitirse fallar un partido, el equipo blanco depende de sí mismo para llevarse el campeonato. Eso convierte a los once partidos que restan en once finales de las cuales, una vez resuelta la salida a San Mamés, las más importantes se jugarán en casa con el público del Bernabéu.
ALAVÉS
El Real Madrid recibirá al equipo revelación el próximo sábado dos de abril. El encuentro ante los vascos será la prueba de fuego para un conjunto merengue lleno de jugadores internacionales y probará el rendimiento de los blancos tras los compromisos de selecciones. El Alavés no será un conjunto fácil, lo está demostrando a lo largo de la toda la temporada, luchando por puestos europeos y metiéndose en la final de la Copa del Rey.
LEGANÉS
Una de las salidas que restan de aquí a final de temporada. No es un rival fácil, pues se está jugando la permanencia. En este tramo de la temporada, todos los equipos luchan por algo y sacar los tres puntos a domicilio puede ser una tarea ardua para el Real Madrid.
ATLÉTICO DE MADRID
El derbi se jugará en casa. El Real Madrid recibirá a los colchoneros el sábado 8 de abril en una semana sin descanso. La visita al Leganés se juega en miércoles, por lo que los blancos tendrán pocos días para preparar uno de los encuentros más difíciles. Pese a haber ganado en el Calderón por 0-3 en la ida, no se pueden confiar y tendrán que salir al césped del Bernabéu con todo.
SPORTING
Salida dura. El viaje a Gijón se antoja complicado frente a otro equipo que está luchando por la permanencia. Sin embargo, y sin confiarse, será de los pocos partidos entre comillas descansados para los blancos en un mes de abril clave lleno de compromisos de altos vuelos.
BARCELONA
El Clásico. Aquí se decidirá, previsiblemente, La Liga. La ventaja del Madrid reside en el Bernabéu y el calor de su gente, motivo por el que los blancos saldrán con un plus de energía. Sin embargo, el partido será duro, complicado y con un extra: el árbitro. El miedo a los colegiados es latente, aunque el Real Madrid ya ha demostrado que puede sobreponerse a ello. El recuerdo del gol de Ramos en los últimos compases en el Camp Nou da un toque de emoción al encuentro y el de Camas tratará de repetir la gesta.
DEPORTIVO
Riazor siempre es un caMpo difícil. La jornada pasada el equipo gallego hizo un roto al Barça, que se llevó una derrota a casa y un liderato que se esfumó en menos de una semana. Especial cuidado para este encuentro que, junto con Balaídos son las salidas más difíciles que restan.
VALENCIA
Es de los pocos equipos que ha conseguido batir al Real Madrid esta temporada. En Mestalla, el conjunto ché jugó su propia final y venció. Con el campo a favor fue muy peligroso, pero en el Bernabéu toda la ventaja es para el equipo de Zinedine Zidane. Sin embargo, hay que tener especial cuidado en un equipo que cada vez que juega ante el Madrid se crece.
GRANADA
Otro de los rivales difíciles a tener en cuenta por lo que se juega. El conjunto andaluz teme por su vida en Primera y se agarrará a su plaza en La Liga con uñas y dientes. El Real Madrid se las verá con un animal herido, al que hay que tener en cuenta, además, con su afición a favor.
SEVILLA
El tercero de los rivales, a priori, más complicados. El conjunto hispalense acabó con la imbatibilidad del Real Madrid y fue el primer equipo que venció a los blancos esta temporada. Los duelos ante el Sevilla siempre son difíciles y esta temporada, con Sampaoli al frente, los andaluces están cuajando grandes actuaciones a pesar de haberse quedado fuera de la Champions. Duelo de altos vuelos para casi cerrar la temporada.
MÁLAGA
El Real Madrid cerrará La Liga, al menos la del calendario, en Málaga. El conjunto andaluz está cerca de los puestos de descenso, lo que le convierte en otro rival a tener en cuenta. Quién sabe si será en La Rosaleda donde el Madrid por fin se corone como campeón.
CELTA
El partido del caos. El encuentro en Balaídos se suspendió por el temporal con una gestión pésima del alcalde de Vigo y aún no hay fecha prevista. Nadie sabe cuándo se jugará y el encuentro está en el limbo. Una de las salidas más difíciles, y más viendo cómo se desarrolló la Copa del Rey ante los gallegos, que eliminaron a los de Zidane en cuartos. Además, el Madrid contaba con ventaja en la fecha normal, pues el Celta se jugaba mucho en Europa League e iba a jugar con los suplentes, previsiblemente. Algo que no parece que se vuelva a dar con el cambio de fecha.
Con la tecnología de Blogger.