Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...



El Real Madrid no podía haber tenido mejor impulso que el que le llegó a eso de las 18.00 horas, la derrota del Barcelona en Riazor. Tras el escándalo del pasado miércoles, los culés pinchaban en Liga y eso le abría a los de Zidane la posibilidad de volver a ser el único equipo del campeonato que dependiera de sí mismo para llevarse el título de la regularidad.


Posesión blanca desde el arranque

Quién sabe si por ese impulso o por el mero hecho de intentar liquidar el partido cuanto antes, lo cierto es que el Real Madrid entró bien al choque. Con posesión de balón, movilidad de los jugadores y ganas de llegar al área de Adán para generar peligro. Con esos mimbres, sin ser grandes ocasiones, el equipo blanco tuvo sus primeros acercamientos a la meta visitante, aunque ninguno de ellos hizo trabajar más de la cuenta al cancerbero del Betis.

Error garrafal de Navas

El que sí tuvo que intervenir y no lo hizo especialmente bien fue Keylor Navas. El portero costarricense cometió un error de bulto en un remate de Sanabria que se le escapó de las manos cuando parecía que el balón estaba más que domado por su parte. Los fantasmas de los De Gea, Courtois y compañía se agigantaban sobre el Bernabéu en ese momento. Era un error flagrante, exageradamente impropio para un portero del Real Madrid. El propio Keylor lo reconoció con sus gestos y la pose que se le quedó tras ese 0-1. El Bernabéu le silbó.

Cristiano puso las tablas

Tras el golpe generalizado que había supuesto para los blancos ese gol en contra había cierta expectación por ver cuál era la reacción de los de Zidane ante ese inesperado accidente. Por suerte para el madridismo la misma llegó antes del descanso, momento psicológico. Una de las infinitas subidas de Marcelo por la izquierda le sirvió para dar una gran asistencia para la cabeza de Cristiano Ronaldo. El portugués, certero en una de sus especialidades, impactó con la testa a la red de Adán el 1-1. Un alivio para el Madrid y sobre todo para Keylor Navas. 


El Betis seguía aguantando

A pesar de que podía pensarse que tras la igualada todo se podía poner a pedir de boca para el Real Madrid lo cierto es que a los blancos les costaba dominar a un Betis peleón. La pelota seguía siendo mayoritariamente de los de Zidane y eso que el los sevillanos estiraron más sus líneas en el segundo tiempo. Con todo, los blancos no terminaban de encontrar espacios para meterle mano a un equipo, el visitante, que vivía el 1-1 como un gran triunfo. 

El partido entraba en su recta final y, sorprendentemente, el Real Madrid seguía sin poder estar delante del Betis. La tensión crecía con el paso de los minutos. De hecho, en una contra liderada por Lucas Vázquez el equipo visitante se quedaría con 10 jugadores por la expulsión de Piccini, que agarró al canterano blanco y vio por ello su segunda cartulina amarilla. Una roja muy clara y justa.

Faltaban 10 minutos para que finalizara el partido y, por tanto, el choque entraba en esa fase en la que Sergio Ramos se transforma en el salvador de la patria merengue. Normalmente suele apurar a los minutos finales para ‘transformarse’ en el heroico goleador del Real Madrid. Esta vez no hizo falta apurar tanto, le sobró tiempo para ponerse la capa y echar a volar por el aire del Bernabéu.

Y es que la sociedad que Ramos ha formado con Kroos en los saques de esquina va camino de convertirse en histórica. El toque del alemán buscando la cabeza del capitán fue sublime. Como ya hiciera en Nápoles, el camero puso la testa y enfiló la red casi sin oposición. Gol. El Real Madrid se convertía en líder en solitario y único club de la Liga que depende de sí mismo para ganar el campeonato ¡Una noche redonda para el Madrid, para Ramos…y al final también para Navas que salvó el 2-2 con un paradón en el último segundo!



Ficha técnica

Real Madrid 2: Keylor, Carvajal, Ramos, Nacho, Marcelo, Kroos, Modric, Isco (Asensio 78’), James (Lucas 68’), Cristiano Ronaldo y Morata (Benzema 71’)

Betis 1: Adán, Piccini, Pezzela, Mandi, Tosca, Durmisi, Rubén Pardo, Brasanac, Ceballos, Sanabria y Rubén Castro (Petros 64’)

Goles: 0-1 Keylor Navas (p.p 24’), 1-1 Cristiano Ronaldo (40’), 2-1 Ramos (81’)

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Piccini, Marcelo. Expulsó a Piccini (78’)

Estadio: Santiago Bernabéu.

infoBETS


Espacio Publicitario