El Chelsea ya se ha puesto en marcha para evitar que Thibaut Courtois pueda salir rumbo al Santiago Bernabéu el próximo verano. El portero belga finaliza su vinculación con el club de Londres en 2019, pero los ingleses quieren ampliar su contrato ofreciéndole una mejora económica muy importante.

Según informa Daily Mirror, el Chelsea estaría dispuesto a poner encima de la mesa un contrato de 230.000 euros a la semana –lo que equivale a 12 millones netos al año– al belga. Un sueldo de crack con el único objetivo de que se mantenga en Stamford Bridge.

Además, Antonio Conte, entrenador del Chelsea, tampoco está por la labor de que el internacional por Bélgica se marche. El italiano sabe que cuenta con uno de los mejores porteros del mundo y su continuidad es clave para que la temporada que viene el conjunto de la Premier League tenga opciones reales de poder competir en la Champions.

No obstante, el Real Madrid sigue pensando en David de Gea para reforzar la portería la próxima temporada. Si finalmente la opción del español no llega a buen puerto, los blancos tratarían de hacerse con Courtois. Si no es capaz de fichar a ninguno de los dos, aparecerían otros nombres como el de Leno. Lo que parece claro es que un guardameta aterrizará en Chamartín este verano.
Con la tecnología de Blogger.