Muchos de vosotros pensaréis que me he vuelto loco hasta el punto de no saber escribir, pero no, el título no se refiere a aquellos establecimientos donde a Sabina le dieron las 10 y las 11, como en la popular canción, no. El título trata sobre el nuevo programa de calidad de la FIFA que adopta dicha denominación, VAR (video assistant referee) y que en las últimas horas ha tomado especial importancia.

Este sistema que a los “puristas” del fútbol les resulta inadmisible, (y yo me pregunto, ¿Qué tenéis que esconder?) se trata de una herramienta que un tanto por ciento muy elevado de aficionados ya llevamos reclamando desde hace tiempo. Este sistema no hace otra cosa que copiar lo que otros deportes de alto nivel llevan desarrollando hace tiempo, desde el baloncesto con sus emblemáticos oficiales de mesa, pasando por el tenis con su “ojo de halcón” y llegando al rugby americano (no, eso no es football) que llevan tiempo utilizando esta vía para solucionar los determinados casos de conflicto que frecuente y naturalmente pueden pasar en un deporte.

Pues bien, este sistema ayuda al fútbol en su adecuación a los tiempos actuales. Lo que resulta inadmisible es que un deporte el cual se rodea por los mejores medios para que los espectadores puedan visualizarlo, que se sostiene gracias a un aparato tecnológico de última generación, en el que se invierten grandes cantidades de dinero, finalmente esté juzgado por la pericia, o la falta de ella, de una persona que, en el buen ejercicio de su tarea (o no) tome una serie de decisiones que causen consecuencias fatales en los intereses de uno u otro equipo. Esto es así, quien no lo quiera ver, que no lo vea, pero el progreso terminará por comérselo… al igual que se comió al que defendía que los postes de la portería debían seguir siendo cuadrados y cuando se cambiaron a circulares, (por la evidente falta de justicia que se hacía cuando aquellos entraban en juego) pues tuvo que tragar.

Esa es mi opinión desde un principio con el tema este del VAR y ustedes dirán, pues muy bien, ¿No? Perfecto… esta opinión al no haber sido modificada por ninguna exposición convincente a lo largo de las probaturas que se han ido haciendo en los diferentes partidos amistosos o torneos de menor calado, sigue siendo la misma y mientras que no exista tal exposición convincente o no brote una herramienta que la mejore, pues no cambiará, será mi opinión y la mantendré, como hacemos todos, ¿No?... pues no.

Nuestros amigos de la prensa OTRA VEZ han vuelto a meterse en el charco y OTRA VEZ se ven con los pantalones bajados para que, desde aquí, les podamos patear su maltrecho, aunque bien apoltronado trasero.
Desde los dos diarios deportivos de mayor tirada en la capital de España, si, desde aquellos que otros dicen que defienden los intereses de los equipos de La Meseta, el pasado 16 de diciembre se descolgaron con dos portadas, que podéis observar en la imagen que acompaña al artículo, donde ponían literalmente a parir al sistema del video assistant referee, nuestro ya conocido VAR. En aquella jornada se disputaba la semifinal del mundial de clubes y el árbitro fue asistido por este sistema cambiando la opinión de anular un gol por fuera de juego, para concederlo tras ser ayudado por los compañeros que visualizaban la jugada a través de pantallas y con todos los medios tecnológicos a su disposición. En aquellas portadas los dos NO mencionados diarios descargaron sus portadas más acidas contra el sistema, el VAR no tenía sitio en el fútbol.

Ayer mismo, 28 de marzo, se realizó otra prueba en un partido del más alto nivel del sistema de ayuda y, de nuevo, el árbitro fue asistido por sus compañeros dando por bueno un gol que había anulado y, previamente, anulando un gol cuando lo había dado por válido.
En ambos casos el árbitro fue asistido, tanto en el partido de diciembre, como en el partido de ayer mismo y los diarios NO mencionados en este artículo se desmarcaron con portadas ¡diametralmente opuestas!, con portadas donde en un caso el sistema era una aberración para el deporte y en la otra es la panacea. Ustedes se preguntarán, pero… ¿Cómo puede ser esto? ¿Cómo puede ser así de descarado?, pues muy fácil, mis queridos lectores, porque el protagonista del beneficio de la primera acción se llama Real Madrid C.F. y ayer lo fue la tan adorada Selección Española.

Desde aquí me gustaría añadir que a este sistema le queda por mejorar, que se deben reducir tiempos y aumentar la coordinación entre asistentes, pero, de verdad, este sistema es el futuro, no lo duden.

No me gustaría terminar este artículo sin mencionar la desmesurada provocación que ha realizado hoy mismo uno de los dos diarios NO mencionados en su página web. Cuando posiblemente se habrán dado cuenta de su metedura de pata al contradecirse en sus portadas con tan solo tres meses de carencia entre la una y la otra, no se les ha ocurrido otra cosa que redactar un artículo, por llamarlo de una manera, porque yo creo que más que redactarlo, lo han defecado, exponiendo diez ejemplos en los que el VAR, ahora si, hubiera modificado la historia del fútbol. Pero ni así son capaces de dejar de dar palos al Real Madrid, los miserables de ellos de diez ejemplos que muestran, en dos es para decir que el Real Madrid ha sido beneficiado y ha ganado dos copas de Europa gracias a que este sistema no estaba implantado, cuando ambos casos son completamente susceptibles de ser juzgados, incluso utilizando el video para ello, pero los miserables no muestran como ejemplo un caso tan flagrante de ROBO como el sucedido hace escasas fechas en el Campo Nuevo.
De verdad, seguid haciendo el ridículo pseudo-periodistas, con un poco de suerte moriréis ahogados en vuestra propia bilis.

Pedro Glez.
Con la tecnología de Blogger.