Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gareth Bale ha vuelto a dar el susto. El galés tuvo que ser sustituido en el partido ante el Bayern de Múnich de este miércoles. Sufre unas molestias en el sóleo, zona que ya le ha dado más de un problema, que le impidieron continuar en el partido aunque, como aseguró Zidane, el cambio fue más por precaución que por gravedad en las molestias.
A falta de pruebas que muestren el alcance real de la lesión, el objetivo es claro. La intención es que Bale pueda llegar a los importantes partidos de las próximas semanas. En menos de una semana los de Ancelotti viajarán a Madrid en busca de la remontada que les dé el pase a las semifinales de la Champions y, posteriormente, llega el Clásico.
El Barcelona el domingo 23 de abril y la idea está clara, que el galés pueda llegar a la cita. El partido ante los de Luis Enrique es crucial para el devenir de La Liga. En caso de victoria, el Real Madrid dejaría el título muy encarrilado y, con un partido más por disputar, solo una debacle podría quitarles la primera plaza de la clasificación. Por este motivo Zidane espera poder contar con el ex del Tottenham para el encuentro.
TERCERA LESIÓN DE LA TEMPORADA
Los problemas de Bale con las lesiones no son nada nuevos. El '11', desde su llegada a Madrid, ha sufrido multitud de molestias que le han hecho perderse muchos partidos y le han impedido mantener un gran nivel de juego de forma continuada.
Esta temporada, sin ir más lejos, es la tercera lesión que sufre. La primera fue unas molestias en la cadera que le impidieron jugar el partido contra el Espanyol de la primera vuelta. Pero, la más grave, fue la luxación de tobillo que le mantuvo lejos de los terrenos de juego durante más de dos meses. Ahora, las molestias en el sóleo le impedirán estar ante el Sporting de Gijón y, con el Bayern y el Barça en el horizonte cercano, se espera a la gravedad de las molestias para conocer el periodo de baja de Bale.

infoBETS


Espacio Publicitario