Asalto de Lewandowski, Thiago y Arturo Vidal al vestuario del árbitro

El Bayern no supo digerir la derrota. Sólo miró al árbitro, como los equipos pequeños. Carlo Ancelotti, que no puede ser más viejuno, se ponía el traje de moderno para reclamar el videoarbitraje. Arturo Vidal, que se pasó medio partido pegando patadas y pidiendo a gritos la segunda amarilla, ldijo que el árbitro había eliminado al Bayern y clasificado a un Real Madrid que no sabía qué hacer. Eso fue 20 minutos después de terminar el partido, pero antes varios jugadores del Bayern se llevaron a meter en la caseta arbitral para intentar intimidar a Kassai.
Hubo gritos en el túnel, tal y como informaron en El Chiringuito de Mega, llegando incluso a entrar en la zona reservada al equipo arbitral. Los protagonistas de las vergonzosas escenas fueron Lewandowski, Thiago y Vidal, que posteriormente no lo desmintió en zona mixta. Hugo gritos e insultos de todo tipo.
Los alemanes se quejaban de la expulsión de Vidal y de dos de los goles que logró el equipo blanco y que según los de Ancelotti fueron logrados en fuera de juego. Incluso Rafinha fue con un teléfono móvil en mano para enseñar o cuarto árbitro una de las jugadas.
Eso sí, de las jugadas que les beneficiaron no dijeron nada.
Con la tecnología de Blogger.