Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No es una leyenda urbana. A pesar de que la modelo rusa Irina Shayk tiene todo para ser una mujer muy segura de sí misma, la realidad es que es una mujer extremadamente celosa. Cristiano Ronaldo lo sufrió durante su relación, y ahora es Bradley Cooper el que tiene que soportar lo mismo.
La prensa norteamericana publica los celos de Irina Shayk tras ver las imágenes del actor, padre de su hija y futuro marido, besándose en el set de rodaje con la cantante Lady Gaga. Ambos comparten protagonismo en la película A Star is Born, como ya te contamos, e Irina ha estallado de celos al ver las imágenes filtradas de sus lotes cinematográficos. Tanto es así que incluso habría pedido a Bradley acompañarle a los rodajes, a fin de tenerle controlado.

El actor no se imaginaba que un ataque de celos de Irina fuese así. El marcaje de la rusa está siendo demasiado para él y ha provocado una crisis de pareja muy importante. Sin embargo, Bradley ha preferido evitar que su chica acuda al set de rodaje porque se sentiría incómodo. Hasta Lady Gaga tuvo que contactar con ella para tranquilizarla, según las informaciones publicadas en Estados Unidos. 

Cristiano sabe lo pesada que se puede llegar a poner Irina con los celos, y de hecho la ruptura entre ambos se produjo precisamente porque la modelo rusa no fue capaz de aceptar que el portugués conversara con otras mujeres, aun sin llegar a más con ellas. Así pasó, por ejemplo, con Daniella Chávez. Su simple presencia en la lista de contactos de Cristiano hizo que Irina la contabilizara entre las presuntas amantes del futbolista del Real Madrid. Posteriormente, ella lo negó todo.