Cristiano hasta el final

El partido entre Real Madrid y Bayern comenzó a las 19 horas con el espectacular recibimiento de la afición blanca al autobús del equipo. Era una noche grande y el Bernabéu no iba a defraudar. El olor a Champions estaba en el ambiente. Zidane y Ancelotti no sorprendieron con las alineaciones y finalmente Isco ocupó el sitio en el once que dejaba el lesionado Bale. Por parte del equipo bávaro, Hummels y Lewandowski formaban de inicio tras perderse la ida en Múnich por lesión. Las espadas estaban en todo lo alto entre quizás los dos mejores clubes de Europa.
Con la tecnología de Blogger.