Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Real Madrid fue anoche una apisonadora en Riazor. Los suplentes de Zinedine Zidane demostraron no tener nada que envidiar al equipo de gala y a la BBC y golearon al Deportivo en Riazor, en un encuentro donde Isco volvió a brillar. El malagueño fue el metrónomo blanco durante todo el partido, pero además dejó una jugada sólo al alcance de un megacrack mundial, que, a la postre, terminó en gol de Lucas Vázquez. El ’22’ blanco recuperó un balón en el carril izquierdo, dejó a un contrario atrás, se levantó tras una falta que el árbitro no pitó y regateó a otro rival con una increíble ruleta para servir el balón en la banda para un centro que en segunda instancia Lucas empujó a portería.