Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Al Real Madrid nunca se le puede dar por muerto, y menos antes de que se juegue un partido o una eliminatoria. El Bayern llegaba al partido de ida de cuartos de final de la Champions como favorito, tanto en las apuestas como en los pronósticos, pero el conjunto blanco volvió a asaltar Múnich gracias a un partidazo completísimo. El equipo lo celebró en el vestuario, era una victoria de prestigio en casa de un rival muy potente, pero ni los jugadores ni el cuerpo técnico se fían del Bayern y así lo reconocen tanto de puertas para adentro como para afuera.
Una cosa es estar satisfecho, que lo están y bastante, y otra confiarse de que tienen el pase a semifinales en el bolsillo. Sería totalmente contraproducente y un error pensar que la eliminatoria está resuelta, y así lo han comentado en el vestuario merengue tras la gran victoria en Múnich: “Si pensamos que estamos clasificados, lo pasaremos mal”.

Cuidado con la UEFA

La consigna está clara, y además tienen mucho respeto al Bayern de Múnich de Carlo Ancelotti, que en la vuelta podrá contar con Lewandowski salvo contratiempo mayúsculo. El Real Madrid no se fía del equipo bávaro y en el seno del club merengue también temen que la UEFA no quiera que el mismo equipo conquiste dos Champions League consecutivas, por lo que la designación arbitral y la posterior actuación del colegiado en la vuelta preocupa a la entidad: “No nos fiamos del Bayern y del árbitro tampoco”.
En cuanto a lo deportivo, el Real Madrid parte con ventaja gracias al 1-2 logrado en el Allianz Arena, pero un equipo de la calidad del Bayern te puede dar un susto perfectamente. Jugadores tan desequilibrantes como Robben, Ribéry, Douglas Costa o el propio Lewandowski son capaces de darle la vuelta a la eliminatoria en el Bernabéu si el equipo blanco no sale concentrado al cien por cien y a por todas, por lo que las confianzas no son buenas consejeras de cara a la vuelta.

infoBETS


Espacio Publicitario