El Real Madrid deja que la Liga se vuelva a abrir

Penalti a Cristiano no pitado
Pasó en el partido de la primera vuelta y se repitió en la segunda. El clásico entre Real Madrid y Barcelona comenzó con una jugada polémica que debió ser a favor de los blancos…pero no se pitó. Si en el choque del Camp Nou fue Mascherano el que le hizo un penalti clarísimo a Lucas Vázquez en esta ocasión los protagonistas fueron Umtiti y Cristiano Ronaldo. El defensa culé no llegó al balón y golpeó en la pierna del jugador madridista. Penalti muy claro a los dos minutos de partido que se fue al garete.

Buena ocasión de Cristiano
Bien es cierto que el Real Madrid arrancó bien el partido. Después de que no le pitaran ese claro penalti a su favor, los de Zidane se hicieron con el balón y dominaron a un Barcelona que por momentos tenía que acularse en tablas para no ver cómo el peligro pasaba delante de las narices de su portero. De hecho, Cristiano Ronaldo tuvo una gran oportunidad para marcar en un remate cruzado que despejó con una gran parada Ter Stegen.

El partido se igualó
Sin embargo, a partir del minuto 15 de partido todo se igualó más. El Barcelona empezó a quedarse con el balón y el Real Madrid empezaba a ver más factible la posibilidad de marcar con los espacios a la espalda de los defensores culés. A pesar de ello los de Zidane no encontraron la tecla para que un buen pase al hueco terminara haciendo daño en el entramado defensivo visitante.

El balón parado valió el 1-0 de Casemiro
En esos momentos de igualdad salió a relucir una de las armas favoritas del Real Madrid, el balón parado. Sergio Ramos remataba contra el poste de la portería un centro al segundo palo pero el rechace le caería a Casemiro que, con esfuerzo e intuición, se lanzó a por el balón para ‘despejarlo’ hacia la red. No fue el gol más vistoso de su carrera pero valía igual. Los blancos se adelantaban en el marcador y la Liga se tenía de blanco.


Al Madrid le duró poco la ventaja

Eso sí, al Real Madrid le duró poco la alegría. Menos de cinco minutos estuvieron los blancos con el 1-0 a su favor. Ese fue el tiempo que tardó Messi en igualar el partido aprovechándose de una falta de contundencia demasiado alarmante en la defensa madridista. Ni Modric ni Carvajal pudieron impedir que Messi armara el remate ante un Keylor que, aunque adivinó la dirección del golpeo, no logró sacar la pelota.
Lesión de Bale
El empate de los azulgrana, sin embargo, no iba a ser la única mala noticia que le esperaba a los blancos en la recta final del primer acto. Gareth Bale tenía que dejar el terreno de juego por lesión. Reapareció para este partido pero su cuerpo no aguantó todo el encuentro. Bien es cierto que sus intervenciones durante el tiempo que jugó no fueron las mejores.

Ocasión de Benzema
El arranque del segundo tiempo tuvo cierta similitud con el del primer acto. El Real Madrid salió más enchufado, con más ganas de llegar a la portería contraria. De hecho, Benzema tuvo una gran ocasión para haber transformado ese dominio en gol. El francés remató de cabeza en el primer palo y Ter Stegen con más fortuna que intención la sacó con el pie, como un portero de balonmano.

Keylor Navas, salvador
El Madrid fue el que tuvo la primera opción, sin embargo, el Barcelona respondió con tres ocasiones casi seguidas. La primera, de Alcácer, la sacó Keylor Navas con el pie en un remate centrado. La segunda, a balón parado, fue un cabezazo de Piqué que volvió a despejar con una buena estirada el cancerbero madridista. Y la tercera, la más clara, un remate a 'bocajarro' de Suárez que despejó el de Costa Rica con una mano salvadora.

Rakitic ponía el 1-2
El partido estaba loco, con posibilidades para que la ruleta cayera de un lado o de otro. El Madrid tuvo sus opciones en varias contras, sin embargo, el que hizo diana fue Rakitic para el Barcelona. El croata marcó con la pierna izquierda junto al palo derecho de un Keylor Navas que no pudo hacer nada.

Expulsión de Ramos
Si el Real Madrid tenía el partido complicado poco después llegaría otra piedra en el zapato blanco. Sergio Ramos era expulsado por Hernández Hernández en una acción con Messi. En principio parecía que se iba a saldar en amarilla, sin embargo, sacó la roja. La expulsión del capitán del Madrid, además de sorprender a todos, desató el enfado de un Ramos que, en la distancia, se dirigió a Piqué para decirle claramente “ahora hablas”, en una clara alusión al arbitraje.

James, aparición estelar
Con 10 jugadores, y aunque pudiera parecer lo contrario, el Madrid estuvo mejor en este tramo final de partido. Zidane tiró de James Rodríguez y el colombiano respondió marcando el gol del empate a falta de cinco minutos para que terminara el encuentro. El empate en ese momento era un botín muy preciado para los blancos por cómo se había puesto el encuentro. Tocaba sufrir y tratar de aguantar.

Final fatal
Sin embargo, el Madrid no decidió acularse y tratar de salvaguardar ese 2-2. De hecho, hubo varias contras en las que los blancos descolgaron a cuatro o cinco jugadores para tratar de ganar el partido. Fue un craso error. Una arrancada final de Sergi Roberto que debió haber sido derribado por Modric y, sobre todo, por Marcelo permitió sacar un latigazo final a los culés en forma de gol de Messi sobre la bocina para apretar la Liga al máximo. Eso sí, el Madrid todavía tiene un partido menos...
Ficha técnica
Real Madrid 2: Keylor; Carvajal, Nacho, Ramos, Marcelo; Casemiro (Kovacic 69’), Kroos, Modric; Bale (Asensio 38’), Benzema (James 81’) y Cristiano
Barcelona 3: Ter Stegen; S.Roberto, Pique, Umtiti, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, L.Suárez y Alcacer (André Gomes 70’)
Goles: 1-0 Casemiro (28’), 1-1 Messi (32’), 1-2 Rakitic (72’), 2-2 James (85’), 2-3 Messi (92’)
Árbitro: Hernández Hernández. Amonestó a Casemiro, Umtiti, Kovacic. Expulsó a Ramos (73’)
Estadio: Santiago Bernabéu.
Con la tecnología de Blogger.