Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El futuro de James Rodríguez en el Real Madrid pinta negro. El colombiano tenía una oportunidad de oro frente al Leganés de reengancharse al equipo justo en el momento decisivo de la temporada pero no lo ha aprovechado. Si bien es cierto que ha sido el autor del prime gol, el mérito de la jugada ha sido de Marco Asensio que se lo ha servido en bandeja.
A partir de ese momento, pocas noticias ha habido más del cafetero quien se ha visto claramente superado tanto por el mallorquín como por Mateo Kovacic, dos sus compañeros en el mediocampo que han cuajado un excelso encuentro.
Con tal panorama y la necesidad de controlar el juego, Zinedine Zidane ha decido sustituirle por Isco en el minuto 71, algo que al cafetero no ha gustado nada. James se marchaba visiblemente cabreado y al llegar al banquillo ha dado un puñetazo al banquillo mostrando su malestar. Tras pasar por los vestuarios aun le duraba el enfado al madridista, cosa que no ha disimulado lo más mínimo cuando ha pasado por zona mixta sin querer atender a los periodistas.