Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gil Manzano acertó en el penalti bien señalado sobre Modric, pero falló en una acción muy similar. El protagonista esta vez era Marcelo, que caía al suelo tras un agarrón del exmadridista Garay. El colegiado no se atrevió a señalar otra pena máxima y decidió permitir que el juego continuase.
Cristiano Ronaldo habría tenido una nueva oportunidad para aumentar la ventaja, pero Gil Manzano decidió que el contacto no era suficiente. El partido continuaba con el 1-0 en el luminoso y, de convertirlo, habría supuesto el 2-0 y mayor tranquilidad para el Bernabéu.