Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

James Rodríguez regresaba al once titular del Real Madrid en Butarque. Una gran oportunidad de lucirse y tirar del carro sin Cristiano, Bale o Modric sobre el campo. Sin embargo, la actuación del internacional cafetero no ha sido la que Zizou, la afición y él mismo esperaban.
Después de un inicio complicado de partido para los blancos, Asensio, tras una gran jugada individual, ponía el gol en bandeja al propio James. El mediapunta colombiano no perdonaba ante Herrerín y hacía el primer tanto del encuentro. Pese al gol, no fue el partido de James. En un centro del campo formado por el propio colombiano, Kovacic y Casemiro, no fue el más destacado, prácticamente al contrario.
Para colmo, el '10' fue sustituido por Isco en la segunda mitad. El malagueño es el principal rival de James y esta era su oportunidad de ponerse por delante, ya que en las últimas semanas, Zizou siempre opta por Alarcón en su lugar. Pero frente al Leganés, no ha conseguido anteponerse a su compañero y pierde una vez más la partida. Asensio también estuvo mucho mejor que el internacional por Colombia.
ENFADO Y PUÑETAZO AL BANQUILLO
El jugador no disimuló su enfado tras ver que era él el cambiado. Con gestor torcido llegó al banquillo, al que golpeó por su frustracion. Un gesto que no habrá gustado nada a Zidane y tampoco a un Florentino Pérez que siempre ha dado la cara por él.
Este feo gesto se une al que protagonizó durante el pasado parón por los compromisos internacionales con Colombia. James dedicó una peineta a varios periodistas por las críticas que estaba recibiendo.
PRINCIPIO DEL FIN
Parece que James abandonará el club blanco a final de temporada, pese a que Zidane dijese hace tan solo unos días que quería que el jugador se quedase a sus órdenes. Sin embargo, los rumores sobre la llegada de Hazard, sumados al buen cartel del futbolista en Inglaterra o Italia provocan que cada vez parezca menos complicado que su adiós al Real Madrid esté´muy cerca.