Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cristiano Ronaldo está en pie de guerra. Después de firmar un gran partido el pasado miércoles en la Champions, el luso quiere reivindicarse.
Los dos goles del delantero portugués sirvieron al Real Madrid para encarrilar la eliminatoria contra el Bayern de Múnich en el Allianz Arena (1-2).
Y también para disparar el ego de CR7, que llevaba varios partidos sin mojar y las críticas cada vez se estaban cebando más con él. A estas alturas de la película, todo el mundo conviene en que el portugués ya no es el que era.
Pese a ello, sigue siendo un jugador letal, capaz de marcar goles con facilidad. Por este motivo vuelve a ser el héroe del guión apareciendo en una gran cita.
Pero Cristiano ha pedido nombres. Durante este tiempo en que su juego no ha brillado ha recibido duros palos. Algunos venían desde dentro del vestuario.
El crack de Madeira se reunió en secreto con Sergio Ramos para aclarar esta situación. El luso quería saber quién le había vendido.
Y los nombres han salido a la luz. Muchos jugadores que reivindicaban minutos a costa de las malas actuaciones de Cristiano ahora agachan la cabeza.
Pero hace unos días exigían más protagonismo. La mayoría de estos jugadores forman parte del denominado clan español. No todos.
Gareth Bale es el primero de la lista. El galés no solo se quejaba por ser el primer sustituido de los tres de arriba con frecuencia, sino también por los cambios posicionales a los que se ha visto sometido.
Para que Cristiano pueda jugar más cerca del área, Bale ha tenido que retrasar su posición. Y su nivel de juego se ha visto muy resentido.
Pero el galés no fue el último que rajó hasta el punto de poner en tela de juicio el liderazgo de Cristiano Ronaldo.
Luka Modric, buen amigo de Bale, también cuestiona a Cristiano. No le gusta su individualismo extremo porque ello repercute negativamente en el juego colectivo.
Los otros tres en discordia son Álvaro Morata, Lucas Vázquez y Marco Asensio. Tres jugadores que compiten por tener minutos en la delantera.
Morata es el que está más molesto. El hecho de que Cristiano haga cada vez más de nueve le afecta directamente a él. Es un problema.
Lucas Vázquez ha jugado más por las lesiones de Bale, pero en los partidos grandes siempre se queda fuera. Quiere más protagonismo y cree que debería ser a costa de Cristiano Ronaldo.
Por último está Marco Asensio, un jugador que apunta maneras y que en Múnich jugó junto al portugués y le dio una asistencia de gol.
El gran problema de Asensio es que encaja para jugar en la banda izquierda de Cristiano y es difícil que lo haga si el luso está en el campo.
Sin embargo, el cambio posicional antes comentado ayuda a que Cristiano vaya al centro y Asensio pueda ocupar el carril izquierdo en el ataque. El problema del mallorquín es que ha jugado muy poco en proporción al rendimiento ofrecido.

infoBETS


Espacio Publicitario