Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Viento en popa. Los vientos soplan a favor del Real Madrid. Con los cuartos de final de la Champions encarrilados después de 1-2 en el Allianz Arena frente al Bayern de Múnich, ahora toca la Liga.
Con tres puntos por encima del FC Barcelona y un partido pendiente, los blancos sólo deben preocuparse de mantener al eterno rival a raya. Sobre todo en el clásico que se disputa la próxima semana. Una victoria en el Santiago Bernabéu ante los de Luis Enrique sería definitiva.
Pero no todo es oro lo que reluce. Si bien es cierto que los de Zinedine Zidane llegan en su mejor momento a la parte crucial de la temporada, el curso no ha ido como se esperaba.
Cambios necesarios
El Real empezó la temporada imparable, pero el bajón de principios del 2017 les costó una de las competiciones. En Chamartín no quieren que se repita el mismo error el próximo año. Las aspiraciones de la entidad de Concha Espina no deben pasar por otra cosa que no sea el triplete.
Por eso los responsables trabajan en cerrar los nombres que deben apuntalar el equipo a corto/medio plazo.  
Jugadores que cierren la que debe ser la mejor plantilla del mundo y que en los próximos años sean el relevo de los miembros de la BBC.
Sobre todo de Karim Benzema y de Cristiano Ronaldo, que ya pasan de la trentena y más temprano que tarde les llegará el momento de cambiar de aires. En la cúpula tienen cuatro nombres subrayados en rojo.
Los cuatro fantásticos
El primer gran deseado es Paulo Dybala. Su explosión en un partido grande ante el Barça terminó de convencer a Florentino Pérez. El anuncio de renovación del jugador por parte de la Juventus no impedirá que el mandatario ponga toda la carne en el asador para hacerse con sus servicios. El presidente sabe, además, que la firma del futbolista no busca otra cosa que el que la Juve pueda vender más caro. Desde Italia hablan de que la operación le saldría al Real por alrededor de 100 millones de euros.
El otro crack e la lista es Bernardo Silva. En Chamartín no quieren que bajo ningún concepto fiche por el Barça y los contactos con el jugador son constantes. Transfermarkt lo tasa en 25 millones de euros, pero el Mónaco ya ha dicho que no bajará de los 80 ‘Kilos’.
Una cantidad parecida a la que costaría Kylian Mbappé. Sus exhibición ante el Borussia Dormund –anotó dos goles- dejaron claro que el baño que le dio al Manchester City no fue flor de un día. El jugador se está convirtiendo en un crack mundial a marchas forzadas. No obstante, Florentino no tiene intención de ficharlo este verano.
El Mónaco pide, como mínimo, 80 millones de euros, pero el futbolista termina contrato en el 2019. El plan del mandatario blanco es demorar la operación hasta el próximo verano con la intención de abaratar su precio. El club monegasco no tendrá otra opción en el 2018 que venderlo a bajo coste para sacar algo por él antes de que se vaya gratis al año siguiente.
Además, en el club no quieren cometer errores como el que ahora pagan con el overbooking en el centro del campo. Por eso esperarán por Mbappé.
El galáctico de Zidane
Por el que no esperarán es por Eden Hazard. El media punta es el gran deseo de Zinedine Zidane y Florentino no lo ve con malos ojos. El Real Madrid lleva dos mercados sin realizar una incorporación mediática y la llegada del futbolista del Chelsea podría ser uno de los nuevos galácticos del equipo junto con Dybala.
A estos cuatro fantásticos hay que sumar un quinto miembro. David de Gea está cada vez más cerca de regresar a la capital. Su fichaje frustrado en el 2015 todavía duele en la T4 del Santiago Bernabéu y los responsables quieren quitarse la espina que tienen clavada.

infoBETS


Espacio Publicitario