Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Nicola Rizzoli y sus asistentes cometieron un error muy grave al señalar un penalti inexistente de Dani Carvajal por mano en el último minuto de la primera mitad. Frank Ribery disparaba y el lateral derecho del Real Madrid despejó el disparo con el pecho, aunque el árbitro italiano y sus ayudantes decretaron pena máxima.
Los jugadores del Real Madrid, con Carvajal a la cabeza, no entendían nada y protestaron a los jueces de la contienda sin suerte. La fortuna llegaría minutos después cuando Vidal mandó la pena máxima a las nubes haciendo bueno eso de que penalti que no es, penalti fallado. Justicia divina.
Además, Dani Carvajal fue amonestado. Una vez, los árbitros vuelven a equivocarse en contra del Real Madrid en una jugada incomprensible en la que tanto el juez principal como el de área tenían una buena visión de la jugada.

infoBETS


Espacio Publicitario