¿Quién dijo que Cristiano Ronaldo estaba acabado?

Llegaban los cuartos de final de la Champions League y Cristiano Ronaldo, la gran estrella del Real Madrid, más criticado que nunca. El luso no había empezado bien la temporada, con un poco mencionado repunte, pero las cifras y el buen juego no se correspondían con todo lo que le estaban recriminando sus detractores. Sin embargo, y como ya es costumbre, el ‘7’ apareció para salvar a su equipo cuando más lo necesitaba, y confirmó que, por mucho que le pese a algunos, no está ni mucho menos acabado.
En un encuentro con alternancias y en el que la calidad de los ataques prometía imponerse, el Real Madrid necesitaba la mejor versión de su estrella. Cristiano comenzó algo apagado, pero ayudando en defensa, pero en cuanto pudo lanzó un zapatazo para avisar a Neuer de quién iba a convertirse en su peor pesadilla. No llegó el gol antes del descanso pero la dinámica era buena para el luso, al igual que en los últimos partidos, en los que solo le faltó perforar la red rival para llevarse el sobresaliente, pero todo iba a cambiar con el pitido inicial de la segunda mitad.
Carvajal, uno de los grandes aliados de Ronaldo en los últimos tiempos, avanzó con peligro por la derecha, y su centro, meritorio pero mejorable, fue enviado a la red por Cristiano con un remate que solo está a la altura de un jugador de otra época. Con el Madrid asustado, la estrella silenciaba el Allianz Arena y ponía las tablas en el marcador.
El segundo gol se hizo esperar para el Madrid y Cristiano, que debió recomponerse de una de las paradas del año, la que le hizo Neuer cuando el portugués ya celebraba el 1-2 tras un remate a bocajarro. Y de nuevo, con el equipo blanco asediando la meta rival, Ronaldo sacó un recurso de crack que pudo con el hasta entonces héroe imbatible de la noche.
Corría el minuto 77 cuando, después de una jugada elaborada, Asensio protegía el balón en el pico del área. El balear, dotado de una visión de juego periférica, vio que Ronaldo se encontraba en un 1 vs 1 con Alaba y ahí puso el balón, como consciente de lo que iba suceder. Y el monstruo, que está muy vivo, anticipó a su defensor y con los tacos definió como un animal para batir por fin a Neuer, convertirse en centenario en Champions y poner a su Madrid con un pie en semifinales.

Expulsó a Javi Martínez

Cristiano fue el gol pero también el protagonista de la acción más decisiva del partido. Los que dicen que el luso es solo un goleador se equivocan, y su inteligencia se encargó de probarlo una vez más. En dos acciones casi consecutivas, sacó de su posición a Javi Martínez y le obligó, con sendos recortes, a derribarle y llevarse dos tarjetas amarillas que dejaban al Bayern Munich con uno menos para lo que restaba de encuentro.
“La gente que quiere a Cristiano nunca tiene dudas”, dijo el protagonista en zona mixta. Y los que tengan dudas deberán recordar la exhibición, una más, del luso en el Allianz para disiparlas de inmediato.

Celebró su renovación con Nike

La monstruosa actuación de Cristiano le sirvió, además, para celebrar su millonaria renovación con Nike, adelantada por Eduardo Inda, director de OKDIARIO, y que le convertirá en el jugador mejor pagado por la marca deportiva norteamericana. El luso, que cobrará la friolera de 35 millones de euros netos durante 10 temporadas, superará a deportistas de la talla de Tiger Woods, Roger Federer, Rafael Nadal o Manny Pacquiao.
Con la tecnología de Blogger.