Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Real Madrid vuelve a estar entre los cuatro mejores equipos de Europa por séptimo año consecutivo tras eliminar al todopoderoso Bayern en cuartos de final de la Champions. En el vestuario se celebró el pase por todo lo alto, a sabiendas de que están a tres partidos levantar una nueva Orejona y lograr la Duodécima. Pero no hay tiempo para seguir de celebraciones. El equipo tiene que cambiar el chip en cuestión de horas para centrarse en el decisivo Clásico del domingo, el partido más importante de lo que llevamos de Liga sin ninguna duda.
El vestuario merengue ha hecho cuentas y la conclusión es clara: “Si ganamos al Barça, la Liga es nuestra”, dicen de puertas para adentro los jugadores del Real Madrid, conscientes de que la ventaja sería de seis a falta de sólo cinco partidos por disputar, aunque al conjunto blanco le queda un duelo más por jugar que al Barcelona, el aplazado ante el Celta. En estos momentos, el Real Madrid es líder en solitario con 75 puntos, tres más que el Barça (72). Es decir, si los merengues logran la victoria en el Clásico del domingo se pondrían en 78 puntos, seis más que su más inmediato perseguidor, por lo que tendría media Liga en el bolsillo.

La Liga también es prioridad

Tirando de calculadora y haciendo cábalas, el Real Madrid podría perder dos partidos y empatar uno de los seis que le quedarían después del Clásico si gana este domingo al Barcelona, de ahí que sea el partido ligero más importante de la temporada. En el seno del conjunto merengue hay muchas ganas de levantar el título de Liga tras cinco años de sequía, y buena parte de las aspiraciones pasan por ganar el domingo en el Bernabéu.
Sin embargo, aún empatando e incluso perdiendo las posibilidades de ganar el campeonato seguirían intactas, pues al Real Madrid todavía le queda por disputar un partido más que al Barça y el calendario no es del todo exigente. Fuera de casa se medirá a Deportivo de la Coruña (virtualmente salvado), Granada (virtualmente en Segunda), Celta (no se juega nada) y Malaga (virtualmente salvado), mientras qu en el Bernabéu recibirá al Sevilla (cuesta abajo y con la cuarta plaza casi asegurada) y Valencia (no se juega nada).