Tremendo enfado de James Rodríguez: no le dio la mano a Zidane y golpeó el banquillo

James Rodríguez no tuvo una noche lúcida en Butarque. El colombiano, pese a ser el autor del primer gol tras una tremenda cabalgada de Marco Asensio, disputó un partido flojo. A Zidane no le tembló el pulso y le sacó del campo el primero, concretamente en el minuto 71, algo que provocó un tremendo enfado en el jugador.
El capitán de Colombia, para colmo, fue sustituido por Isco Alarcón, el mediapunta con el que se disputa el puesto y la continuidad en el equipo blanco. El cafetero se marchó con muy mala cara del campo, saludó escuetamente a su compañero y acudió como un misil hacia el banquillo.
En ese camino, James Rodríguez no saludó a su entrenador y mostró su claro desacuerdo con la decisión de Zidane golpeando la parte posterior del banquillo con la mano. El jugador perdió los papeles para asombro de sus compañeros que estaban dentro del banco de suplentes.
James volvió a demostrar que los nervios van a flor de pie y que, pese a lo que dijo Zidane de su continuidad, no hay nada cerrado. Zidane le exige como a todos y si no cumple le sustituye como ocurrió en Butarque. El colombiano sabe que se le acaban las oportunidades y su nivel sigue estando lejos del de un titular del Real Madrid.
Con la tecnología de Blogger.