Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Cristiano está como un avión“, fueron las palabras de Isco al término del encuentro ante el Celta de Vigo. Y bien cierto que es. El portugués lleva una racha espectacular en los últimos choques disputados por el conjunto blanco. Su dosificación a lo largo de la temporada, le ha hecho llegar al último tramo en unas condiciones increíbles, sacando a ese killer que muchos pensaban que no volvería.
Pero ha vuelto. Y no parece haber forma de pararle. Como si fuera un Boeing, llegaba Cristiano a uno de sus estadios favoritos y no hubo forma de frenarle. El luso suma ya 13 goles en sus últimos diez partidos disputados, siendo decisivo en las aspiraciones blancas por el título liguero y una duodécima Copa de Europa que podría caer el próximo tres de junio. En lo personal, además, no para de batir registros, acercándose cada vez más a su segundo ‘The Best’ y a su quinto Balón de Oro.
Sus actuaciones estelares desde el mes de abril han sido determinantes a la hora de encarrilar los objetivos marcados por los madridistas al inicio del curso. Sus cinco goles al Bayern de Munich, los tres al Atlético o los dos dobletes logrados frente a Sevilla y Celta, han dado el billete para la final de Cardiff a los de Zidane y les han metido media Liga en el bolsillo.
El nuevo Cristiano no deja de sorprender. El portugués se ha echado al equipo a la espalda, liderándolo como nunca antes lo había hecho. Dejando el extremo a un lado y convertido ahora en nueve puro, ha sacado su lado más bestial de cara al fin de la temporada, cuando se deciden los títulos y, en esto, su aportación al conjunto merengue está siendo decisiva.
En Liga, sin ir más lejos, lleva 22 tantos en sus últimas 22 apariciones, volviendo a sus registros normales de gol por partido. Ante el Celta volvió a abrir el marcador, a marcar distancias después con el 2-0 e incluso pudo lograr el hat-trick, sin embargo su disparo se fue sorprendentemente desviado cuando ya se cantaba un nuevo gol en Balaídos.
Zidane quiso reservarle para Málaga, no arriesgar a que pudiera lesionarse o ver su quinta amarilla, que hubiera acarreado sanción. Por ello, decidió sustituirle en el minuto 84, con el duelo ya resuelto. Así, el Madrid podrá disponer en La Rosaleda de su avión, un Boeing CR7 que vuela directo hacia la Liga.

infoBETS


Espacio Publicitario