Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Y todavía hay algunos que siguen diciendo que Cristiano Ronaldo no aparece en los partidos grandes, que sólo le marca a los equipos pequeños en Liga y que se esconde cuando enfrente hay un gran rival. Corren malos tiempo para esa gente, que estará sonrojada y escondida en la cueva hasta nuevo aviso. El crack portugués del Real Madrid es una bestia sin precedentes y volvió a demostrarlo, una vez más, cuando el conjunto merengue más lo necesitaba. Él solito se encargó de destrozar al Atlético en el partido de ida de semifinales de Champions, esa competición fetiche que tanto le gusta y en la que ha vuelto a lucirse.
Y ahora, ¿alguien cree que Cristiano no debe de ser Balón de Oro? El luso metió cinco goles al Bayern de Múnich en cuartos de final de la máxima competición continental. ¡Cinco goles!, que se dice pronto. El Real Madrid superó a los de Ancelotti y se plantó en su séptima semifinal consecutiva, pero enfrente había un rival durísimo, aunque ahora desde algunos sectores intenten hacer creer que los de Simeone eran la perita en dulce del sorteo. No cuela.

Favoritísimo para ganar el Balón de Oro

Los colchoneros tenían muchísimas ganas de revancha tras las finales de Lisboa y Milán, pero se volvieron a topar con el mejor jugador del mundo, que logró un hat-trick que quedará en los anales de la historia del deporte rey. Exhibiciones sobrehumanas de Cristiano Ronaldo en cuartos y semis que le colocan como el gran favorito para ganar su quinto Balón de Oro e igualar a Messi, que tiene cinco.
El portugués ha marcado ocho goles entre cuartos y semis (aún queda la vuelta) y si el Real Madrid se termina clasificando para la gran final de Cardiff buena parte de la culpa será suya. Suma diez dianas en esta Champions y 400 tantos con la camiseta del Real Madrid. Casi nada. Europa se ha levantado rendida a sus pies, y lo que hizo este martes en el Santiago Bernabéu le allana el camino bastante para lograr la manita de Balones de Oro, pues su gran rival, Messi, estuvo desaparecido en las dos eliminatorias del Barça en Champions. El argentino no marcó ningún gol ni ante el PSG ni ante la Juventus, es decir, 360 minutos de cruces europeos sin ver puerta y sin poder tirar del conjunto azulgrana, que quedó eliminado en cuartos.

infoBETS


Espacio Publicitario