Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Real Madrid se ha lanzado en busca de la próxima gran estrella del fútbol brasileño. El conjunto blanco ha puesto sus ojos en el mercado de Brasil para reclutar a cuatro jóvenes promesas llamados a liderar la canaria del futuro. En febrero se fichó a Galván, ahora es Vinicius quien está a nada de firmar y los siguientes en hacerlo podrían ser Alan y Vitao.
Cuatro jugadores que llenarían de samba y de alegría Valdebebas y el vestuario del Real Madrid. Con estas operaciones la entidad de Chamartín da un golpe sobre la mesa y se pone a los mandos de un mercado tan valorado y con tanto potencial como es el brasileño. Ninguno de ellos supera la mayoría de edad y Vinicius, Alan y Vitao fueron la columna vertebral de la selección campeona del Sudamericano sub17 en el pasado mes de marzo.
El Real Madrid no va a permitir que se les escape como en el pasado ocurrió con Neymar -apoyado por lo fraudulento de su fichajes- y Gabriel Jesús -interesaba al Madrid pero el City se adelantó-. Por ello, el conjunto blanco está corriendo a la hora de conseguir sus firmas y evitar que otro club se los robe, véase el Barça o los grandes de la Premier.
Con su llegada, Brasil tendría una gran representación en el Madrid. En la primera plantilla ya se encuentran Marcelo, Casemiro y Danilo -además de Abner, en el Castilla-. Estos servirían como perfectos anfitriones para los nuevos y les ayudarían en su adaptación al fútbol europeo.
DIEZ AÑOS SIN TANTOS BRASILEÑOS
Hacía años que no se veía tanto jugador de la canarinha por Madrid. Hay que remontarse hasta el año 2007 donde hasta seis jugadores brasileños vistieron la camiseta del Madrid. Ronaldo, Roberto Carlos, Robinho, Emerson, Cicinho y un recién llegado Marcelo -además de Baptista, cedido en el Arsenal- dieron su toque de alegría al vestuario blanco. Ahora solo el lateral zurdo sigue en la capital y sería el guía de un grupo llamado a hacer cosas grandes en su país y en el Real Madrid. La samba llega al Bernabéu.

infoBETS


Espacio Publicitario