El Real Madrid ya piensa en el futuro. Con la sensación del trabajo bien hecho después de haber sellado el pase a la final de la Champions tras eliminar al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, los madridistas ya tienen muy claro que deben cerrar la Liga con alirón y, de reojo, mirar al 3 de junio. Y una de las cosas que el club blanco en estos momentos tiene en duda de ese día será como vestirá en Cardiff ante la Juventus de Turín.
Hay que recordar que el Real Madrid ejerce en esta final como visitante, tal y como lo quiso el sorteo que la UEFA realizó tras las semifinales. Por ello, en el caso de que alguno de los dos equipos tenga que variar su uniforme serán los hombres de Zinedine Zidane, en principio. Todo apunta a que el Madrid vestirá de morado en el Millennium Stadium, ya que es la camiseta que menos se asemeja con la de la escuadra italiana. Hay que recordar que los de Turín visten de blanco y negro y tanto sus pantalones como su camiseta son blancas en la Champions.
Aunque hay menos opciones. La UEFA también podría permitir que el Madrid vistiese de negro, tal y como lo ha hecho en el Vicente Calderón o el Allianz Arena esta temporada. Parece improbable que el máximo organismo continental de el O.K. a esta idea cuando hay un uniforme morado que diferenciaría totalmente a ambos equipos. Incluso, tal y como sucedió en 1998 cuando el Madrid ganó la Séptima, podría vestir de blanco, aunque para ello necesitaría que los italianos variasen el pantalón y las medias utilizando los negros.

Precedentes, cara y cruz

El Real Madrid ha jugado en dos ocasiones una final de la máxima competición europea con el segundo uniforme. La primera vez ante el Benfica en 1962. Los madridistas iban en busca de su sexto entorchado vestidos de azul, pero la escuadra lusa con Eusebio como líder se llevó el título.
La segunda vez que esto ocurrió fue en el año 2000. El Real Madrid luchaba por la Octava en París ante el Valencia. Los blancos ejercieron como visitante en aquella final y jugaron de negro, aunque los valencianistas también tomaron la decisión de usar la segunda equipación. Una práctica habitual en finales que se podría dar en Cardiff.
Con la tecnología de Blogger.