El plan Benjamin Button para Cristiano Ronaldo funciona

En la 2014/2015 fue una de las temporadas que más minutos jugó con el Real Madrid, 4.639. El luso sólo rotó en la primera ronda de Copa y se perdió dos partidos por sanción en Liga y uno por lesión. En el año de la Décima, participó en 4.026 minutos tras perderse siete partidos por lesión y tres por sanción. En esa temporada, la primera de Ancelotti, tampoco rotó.
En los tres años de Mourinho en el banquillo, el luso disputó 4.631 minutos en la 12/13 donde descansó un partido (el derbi ante el Atlético) y se perdió dos por decisión técnica (a mitad entre el descanso y el castigo del técnico luso), en la 11/12 participó en 4.901 minutos después de jugarlo todo en Liga menos 45 minutos, y en la 10/11 disputó 4.618 perdiéndose tres duelos por lesión.

Cristiano se perdió al final de Copa de Valencia por lesión. (AFP)

La temporada que menos días vistió la camiseta del Real Madrid fue en su primer año, el de Pellegrini. En la 2009/2010, el portugués sólo disputó 2.915 distribuidos en 35 partidos ya que se perdió 8 partidos por lesión y 3 por sanción.
Estos datos demuestran el gran cambio de planes de Cristiano Ronaldo en la presente temporada. Nunca había descansado tanto cuando estaba apto para jugar desde que viste la camiseta del Real Madrid, algo que el equipo y él están agradeciendo. Esto también se le debe poner en el haber de Zidane, el único técnico capaz de convencer al luso de que lo mejor era descansar.

Nunca tan decisivo en la Champions

Este está siendo el año en el que Cristiano está siendo más decisivo en las eliminatorias cruciales de Champions desde que viste la camiseta del Real Madrid. El luso acumula 8 goles entre los dos partidos de cuartos de final ante el Bayern y la ida de las semifinales, unos dígitos sobresalientes que le han puesto su quinto Balón de Oro en la mano.

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo celebra el 1-0 contra el Atlético de Madrid. (Getty)

En la temporada pasada anotó tres goles ante el Wolfburgo en la vuelta de los cuartos de final y ya no pudo marcar hasta que llegó el penalti decisivo en la final de Milán. En la temporada anterior marcó dos tantos en los dos partidos de semifinales ante la Juventus pero no pudo conducir al equipo a la final de Berlín.
En el año de la Décima, anotó un tanto en la ida de los cuartos ante el Borussia pero se perdió al vuelta por lesión. Después en las semifinales anotó un doblete en el recital de Múnich. En el último año de Mourinho marcó cuatro tantos entre cuartos y semis que no pudieron llevar al equipo en la final, al igual que en la 2011/2012. En el primer año del luso, en el que disputaba sus primeras rondas finales con el Real Madrid en Champions, anotó un tanto.
Con la tecnología de Blogger.