Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El buen rollo reina en el vestuario del Real Madrid. Ante el Granada se pudo observar cómo los jugadores se lo pasaban de miedo en el banquillo. La goleada al equipo local fue motivo de celebración para la plantilla blanca. Según captaron las cámaras de El Día Después en #0, el banquillo merengue se fijó detalladamente en cómo iba vestido Tony Adams, el técnico del conjunto granadino.
Isco Alarcón sacó su lado más gracioso antes de salir a jugar al terreno de juego -cuando se encontraba todavía en el banquillo- e hizo una broma sobre el entrenador inglés cuando este se quitó la chaqueta y se le pudo ver con un chaleco, siempre según El Día Después: "¡Camarero! ¡Una Coca-Cola!". Luka Modric y Kroos no pudieron aguantar la risa tras escuchar a su compañero. Chendo también comentaba con Benzema que se parecía a un crupier y Mariano imitó de manera no ofensiva los movimientos del entrenador.

infoBETS


Espacio Publicitario