Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Volvieron las rotaciones

Después de sellar la clasificación para la final de Champions, tocaba poner los cinco sentidos en la Liga. Es lo que tiene pelear por un doblete de esta magnitud, que apenas hay tiempo para celebrar las victorias y preparar lo que llega. Sin embargo, la fórmula de las rotaciones de Zidane, que tan buen resultado ha dado durante todo el curso, volvió a hacer acto de presencia en el Bernabéu. Hombres como Asensio, Morata, Kovacic, James o Nacho salieron a escena. Una nueva muestra del plantillón blanco.
Partido trampa
Seguramente en el vestuario blanco se había hablado de la necesidad de intentar adelantarse en el marcador. El Sevilla se encerraba mucho cuando no tenía el balón y no renunciaba a tocarlo cuando lo poseía. Por eso, contar con la ventaja del marcador se antojaba más que importante para encarrilar un partido más trampa de lo que se venía comentando en las horas previas.

Nacho, el más listo de la clase
Hay veces en las que el fútbol no premia al más talentoso, ni siquiera al que más corre y pelea. Este es un deporte para listos. Y Nacho Fernández demostró a las mil maravillas que estar vivo, metido en el partido y con todo controlado, también da réditos. Una clara falta sobre Asensio en la frontal del área vaticinaba un golpeo de Cristiano Ronaldo. Lo esperaba el Sevilla, el Bernabéu y el realizador televisivo del partido. Sin embargo, Nacho vio más allá. El balón se había quedado parado en la zona donde se cometió la falta y vio campo libre. Puso la pierna derecha, tiró con el interior del pie y el balón terminó en la red. Gol. Un tanto legal por más que los visitantes protestaran. El defensa del Real Madrid les ganó la partida estratégica y eso valió un gol más que importante.

Keylor Navas, estelar
El Madrid había cogido la delantera con el partido desperezándose. Sin embargo, el Sevilla también tuvo serias opciones de marcar gol. Y si no lo hizo durante el primer tiempo fue porque Keylor Navas volvió a mostrar su mejor versión de la temporada. El de Costa Rica le salvó un mano a mano muy claro a Correa y, poco después, sacó un guante prodigioso en una llegada de Jovetic desde atrás que tenía olor a gol. Dos paradones que volvieron a levantar el grito de ‘Keylor, Keylor’ en el graderío del Bernabéu.

Dos palos visitantes
El Sevilla estaba perdonando sus opciones de gol ya que además de las grandes paradas del portero madridista, Jovetic se topó con el palo en dos ocasiones. Y es que el Madrid aunque mandaba no terminaba de cerrar su espacio defensivo con la precisión que le habría gustado a su entrenador.


Cristiano volvía a marcarle a su rival favorito

Eso sí, mientras los visitantes erraban, el Real Madrid sí que hacía buena su segunda gran llegada a la meta contraria. Después de un robo de Asensio en el centro del campo, los blancos soltaron su temido contragolpe que finalizó en un remate de James que despejó Rico y cuyo rechace terminó en los pies de Cristiano Ronaldo para que el portugués saboreara un nuevo gol ante su víctima favorita. Un 2-0 que diferenciaba a los equipos por la calidad en la pegada de uno y otro contendiente.
Mal inicio de segundo tiempo
Si el Real Madrid había conseguido salvarse de recibir gol en el primer tiempo, el arranque del segundo acto fue la total antítesis. Y es que en la primera jugada de peligro de los visitantes, aprovechando cierta pasividad defensiva de los de Zidane, Jovetic encontraría la red de la portería de Navas con un disparo bien colocado junto a la base del poste izquierdo de la meta madridista. La renta se había acortado y no había espacio para recibir un nuevo gol.

¿Despedida de James?
Al Real Madrid le estaba costando quedarse con la pelota, vivía demasiado alejado del área del Sevilla y eso con un marcador tan ajustado tenía su dosis de peligro. Zidane lo vio y decidió cambiar a dos de sus piezas para equilibrar al equipo. Morata y James se fueron para dar entrada a Casemiro y Lucas. El colombiano se fue del campo con un claro sabor a despedida. Sus aplausos a la grada es lo que dibujaron.

Golazo de Cristiano
Después de los cambios, el partido había entrado en una especie de calma tensa. Sin embargo, el Real Madrid tenía claro que para no sufrir necesitaba un gol más. Dicho y hecho. En una nueva jugada rápida, a pocos toques, Asensio encontró a Kroos y el alemán decidió tocar hacia atrás para la llegada como un obús de Cristiano Ronaldo. El portugués la enganchó con el alma y la clavó por la escuadra. Un golazo en lo visual, en lo emocional y, lo que era más importante, un golpe mortal al desenlace del partido.

Kroos, otro golazo para el saco
El Sevilla recibió el golpe como un directo al mentón. El K.O era visible y el Real Madrid empezó a disfrutarlo con su gente. De hecho, el 3-1 de Cristiano no iba a ser el último de la noche, porque una colada de Nacho Fernández por la izquierda le sirvió al canterano para poner el balón para la llegada de un Kroos que acarició el cuero a la red de la portería visitante. En un abrir y cerrar de ojos el Real Madrid había desnudado al Sevilla hasta convertirlo en un juguete en sus manos.

El título, más cerca
Una jornada menos y una victoria más. El Barcelona también ganó por lo que no habrá alirón el miércoles en Vigo, sin embargo, el Madrid tiene la posibilidad de dejarse un empate en uno de los dos partidos que le restan para terminar la Liga. Todo está a pedir de boca y sólo queda remacharlo ¡¡Este equipo huele a campeón!!
Ficha técnica
Real Madrid 4: Keylor, Danilo, Varane, Ramos, Nacho, James (Casemiro 59’), Kroos, Kovacic (Modric 71’), Asensio, Cristiano Ronaldo y Morata (Lucas 60’)
Sevilla 1: Rico, Mercado, Pareja (Montoya 46’), Carriço, Lenglet, N'Zonzi, Kranevitter, Vitolo, Correa, Krohn-Dehli (Diego G. 88’), Jovetic
Goles: 1-0 Nacho (10’), 2-0 Cristiano (22’), 2-1 Jovetic (48’), 3-1 Cristiano (78’), 4-1 Kroos (83’)
Árbitro: Undiano Mallenco. Amonestó a Danilo, Morata, Mercado , Correa, Nacho, Lucas

infoBETS


Espacio Publicitario