Florentino Pérez advierte a Jorge Mendes con un "no lo quiero en el Barça"

Ni contigo ni sin ti. Faltan casi dos meses para que el ventana de compras de verano dé el pistoletazo de salida y ya huele a mercado de fichajes. Mientras que en el FC Barcelona se mantiene al margen total secretismo, las campanas ya suenan en el Real Madrid.
A puerta cerrada, Florentino Pérez traza las líneas del nuevo proyecto. Con todas las miradas puestas en el tramo final de temporada y en el posible Doblete de Oro, el presidente merengue encuentra tiempo para marcar las bases de la campaña 2017-18.
Tras dos ventanas fuera de juego, el magnate madrileño desea regresar al escaparate por la puerta grande. Y es que el mandamás blanco le ha prometido a Zinedine Zidane un refuerzo clave para cada demarcación. Rejuvenecer la plantilla y dar salida a los jugadores que no van son los objetivos clave.
Prioridad máxima
Sin embargo, en el Barça también deben dar un paso hacia adelante. Por el momento, la renovación de Leo Messi, más que encarrilada, es el objetivo clave. La pulga tiene dos exigencias clave: un sueldo de crack y un proyecto ganador.
El ‘10’ pide un nuevo ‘cerebro’ para el equipo culé. Y es que la salida de Xavi Hernández, la decepción con Rafinha y la dosificación de Andrés Iniesta obligan a la entidad azulgrana a mover ficha.
En este caso, Verratti, Coutinho y Bernardo Silva son los tres cracks en la lista de la compra del Camp Nou. La idea que se cuece en la casa barcelonista es que de los tres venga uno. Y es uno el que preocupa especialmente al eterno rival.
Todo apunta a que el aviso ha llegado alto y claro al Real Madrid: el Barça va a por Bernardo Silva sí o sí.
La perla del Mónaco y compatriota de Cristiano Ronaldo es uno de los atacantes de moda del momento. Con un altísimo rendimiento demostrado en la Ligue 1 y un papel más que serio en la Champions, Bernardo ha encandilado a los peces gordos europeos.
Con 10 goles y 12 asistencias, el luso desprende magia cada vez que toca el balón. De hecho, su fuerte carácter ofensivo lleva de bólido a la defensa contraria. Es capaz de generar pases imposibles y conduce el balón como un auténtico veterano.
Ni come ni deja comer
Sabedor de ello, Florentino Pérez tira de contactos y avisa a Jorge Mendes: “No lo quiero en el Barça”. Si el capo de Gestifute mueve a Bernardo Silva del Mónaco con rumbo a Barcelona, el Madrid sacará la chequera.
Por el momento, el portugués no es una de las prioridades marcadas en rojo en la lista de la compra madridista, aunque si el Barça apunta a la perla, el mandamás blanco dará un paso al frente. No le quiere en el equipo rival. Le sigue de cerca.
Con la tecnología de Blogger.