Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tensa la cuerda. En las últimas semanas, Isco Alarcón ha hablado sobre el verde. El centrocampista del Real Madrid se ha convertido en el jugador de moda de la Liga.
Tras una temporada un tanto irregular-en rendimiento y en protagonismo-, el malagueño ha afrontado la recta final con auténticos recitales de futbol. Zinedine Zidane ha premiado a la perla con continuidad. Ha brillado sobre el campo como el que más.
Y es que aunque frente al Sevilla, Isco no tuvo ni un solo minuto, la realidad es que Zizou lo tiene en consideración. Además, la despedida de James Rodríguez el pasado domingo en el Santiago Bernabéu le deja en buen lugar. El cafetero es el escogido para alzar el vuelo a final de temporada.
Sin embargo, el buen papel demostrado por ex del Málaga estas semanas, también está poniendo en una difícil tesitura a los responsables merengues.
El cuento de siempre
El jugador termina contrato en el 2018 y desde el Madrid le quieren renovar con tal de que no se vean obligados a venderlo este verano a low cost para evitar que la temporada que viene se marche con la carta de libertad.
Y es que Alarcón ha subido su caché en las últimas semanas; con él su renovación. El nivel que está demostrando el centrocampista en los últimos partidos está dejando sin salida a Florentino Pérez.
El mandamás merengue tendrá que aceptar las peticiones del andaluz si quiere mantenerlo en el Santiago Bernabéu.
El media punta exige en los despachos madridistas que se le iguale la oferta que tiene del Manchester City, que roza los 10 millones de euros. Y subiendo.
La pelota en el tejado del Madrid
Por su parte, el malagueño está tranquilo. Isco está centrado en la oportunidad que tiene entre manos. No tiene ninguna prisa, por lo que ya habrá tiempo en verano para hablar de cifras.
Ahora bien, por mucho que tense la cuerda, el tema sigue estando en el tintero. La renovación no se firma porque el crack quiere que el Madrid iguale la oferta que tiene del equipo de Pep Guardiola. Florentino no dará su brazo a torcer, aunque es consciente de que tiene la pelota en su tejado. 

infoBETS


Espacio Publicitario