Keylor Navas se pone chulo con Florentino Pérez

Tiene los días contados como titular. Keylor Navas no seguirá siendo el portero principal en el Real Madrid la próxima temporada. La llegada de David de Gea será la sentencia del portero tico.
El portero del Manchester United es la gran obsesión de Florentino Pérez. El internacional español ha sido una de las espinitas clavadas que el presidente no se ha podido quitar desde que se frustrara su traspaso en el 2015.
Maldito fax
El ex del Atlético de Madrid debía llegar al Santiago Bernabéu y Keylor ya estaba subido al avión rumbo a la capital británica, pero el ‘maldito fax’ llevó la operación al traste.
El entonces entrenador del United, Louis Van Gaal, obligó a De Gea a renovar con los británicos si quería tener minutos en Old Trafford. Al guardameta no le quedó otra opción que prolongar y reforzar su relación con el conjunto inglés.
Vuelve a la carga
Ahora, dos años después, Florentino Pérez cree que ha llegado el momento y hace semanas que mantiene conversaciones con el cancerbero español. No solo con el portero. Los responsables de los red devils también saben del interés del presidente blanco y su traspaso a la capital es cuestión de tiempo.
Una situación que meterá a Keylor en la cuerda floja. De Gea será titular con casi toda seguridad y en el club quieren que Kiko Casilla sea el suplente del ex colchonero, y es que el ex del español sí acepta el rol secundario adquirido esta temporada.
Ante esta tesitura, Florentino teme que la presencia de Navas se convierta en un problema y ya le ha mostrado la puerta de salida.
Navas se planta
Sin embargo, Keylor no quiere salir. Sus intenciones no pasan por ser el suplente de De Gea, pero tampoco por tomar decisiones a merced de lo que quieran los responsables del Real.
Tanto es así que ha rechazado tres de las ofertas que han llegado a la T4 del Santiago Bernabéu en las últimas semanas. Valencia y Sevilla fueron los primeros en mostrar su interés, mientras que después de asegurarse el ascenso a Primera División, el Levante también se ha sumado a la puja. Keylor ya estuvo en el equipo azulgrana y desde el club recién ascendido han intentado tantearlo.
No obstante, la posición del costarricense es inamovible. El guardián de los palos está tranquilo. Tiene contrato hasta el 2020 y no piensa salir del club de Concha Espina si no es a un equipo con el mismo caché que el Real y para cobrar un sueldo igual o mayor. El tira y afloja no ha hecho más que empezar.
Con la tecnología de Blogger.