La lección de Zidane con Bale, el Clásico y la final de la Champions

Zinedine Zidane ha confesado en diferentes ocasiones que sigue aprendiendo de un oficio considerado tan complicado como es el de entrenador de fútbol. De todas las experiencias que le suceden extrae conclusiones que aplica pasado el tiempo o cuando se repite la situación.El técnico francés ha tomado nota de todo cuanto ha ido pasando. Uno de los episodios o partidos que más le han marcado ha sido, sin duda, la reciente derrota ante el Barcelona. El golpe fue duro pero el equipo blanco se levantó de inmediato. De esa derrota, el entrenador ha sacado una lectura positiva y es, que ningún jugador volverá a aparecer por el once titular sin estar a tope.

El doctor Quesada explica la nueva lesión de Bale
Lo vivido aquel día se puede trasladar, como es lógico, al caso de Gareth Bale y lo que se avecina cara a la final del 3 de junio de Cardiff. En el Clásico, el galés afirmó encontrarse bien, pero tuvo que retirarse del terreno de juego al romperse el sóleo de su pierna izquierda. Zidane tomó nota y pese a que seguirá teniendo en cuenta la palabra del jugador, tendrá más en cuenta otros factores a la hora de dar entrada a un jugador o no en el equipo titular.
Bale se volvió a romper: duró 35' sobre el césped

El proceder de Zidane siempre ha sido el de esperar hasta la total recuperación de la lesión del jugador en cuestión y ahora más que nunca volverá a ser su manera de proceder, incluida la final ante la Juventus.Gareth Bale no jugará en los dos partidos de Liga que restan, pero eso no significa que el galés esté descartado para la final porque quedan dos semanas entre el partido ante el Málaga y el último partido de la Champions, tiempo suficiente para una recuperación que le pueda permitir jugar, pero en esta ocasión la palabra del implicado no será el factor determinante y si el informe médico y las sensaciones que emita durante los días previos a la final.A día de hoy Bale tiene complicado jugar de inicio, pero el propósito del galés y todo su trabajo está enfocado hacia ese partido de Cardiff, un encuentro llamado a marcar el futuro del delantero madridista. Y es que Bale quiere jugar a toda costa, pero Zidane se lo piensa antes de abrir la puerta de la final a un jugador al que considera un profesional de los pies a la cabeza.
Con la tecnología de Blogger.