Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Cuatro puntos y a Cibeles. Esas son las cuentas del Real Madrid, que depende de sí mismo para ser campeón de Liga. Al equipo blanco le quedan dos partidos, ambos fuera de casa, para abrochar una temporada histórica en el campeonato nacional. El próximo miércoles 17 de mayo visitará Balaídos para medirse al Celta en el partido aplazado y el domingo 21 se jugará el título ante el Málaga en La Rosaleda.

Así queda la clasificación

Al Real Madrid le basta un 3+1 o un 1+3. Un empate en Balaídos y una victoria en La Rosaleda y será campeón. Un triunfo ante el Celta y un empate contra el Málaga y le valdrá igual. Dará lo mismo si el Barcelona saca adelante su partido ante el Eibar en la última jornada, porque el equipo de Zidane depende de sí mismo.
El técnico del Real Madrid, fiel a su método, seguirá oxigenando al equipo y, por ejemplo, jugadores como Marcelo, Isco y Benzema, que descansaron ante el Sevilla, recuperarán su sitio en Balaídos. El que ya no rotará será Cristiano Ronaldo, que volvió a demostrar ante el equipo de Sampaoli quién es el auténtico gallo de esta Liga. Y de esta Champions.