“No lo quiero ni ver”. Zidane destroza a un jugador del Real Madrid

Mal final. La cuerda que une a Zinedine Zidane y a Álvaro Morata está a punto de romperse. La situación entre ambos ha llegado al límite y se ha convertido en insostenible.
“No lo quiero ni ver”. El míster ya le ha dejado al presidente los planes que tiene para con el delantero la próxima temporada.
Vuelta a casa
Morata dejó la Juventus de Turín, donde era titular indiscutible. Lo hizo para regresar al Real Madrid –previo pago de 30 millones por parte del club blanco- con la garantía por parte de los responsables de que sería un jugador clave en el nuevo proyecto.
Pero el curso se acaba y no ha pasado del rol secundario al que fue relegado desde el primer día. Karim Benzema siempre ha jugado por decreto con Zizou en el banquillo y el canterano apenas ha tenido un hueco para meter la cabeza en el once inicial.
La situación fue hartando al ariete español y terminó explotando en el partido ante el Sevilla del pasado domingo.
El míster le puso desde el inicio, dejando a Karim Benzema en el banquillo, en lo que fue una situación casi inédita esta temporada. El de La Fábrica no quiso defraudar a los seguidores e intentó prolongar la racha goleadora que le ha convertido en el jugador con mejor promedio anotador de la plantilla por delante de Karim y de Cristiano Ronaldo.
Pero el canterano no tuvo una buena actuación. Morata no vio puerta y Zidane decidió sustituirlo en el minuto 60, momento en el que el enfado del ariete llegó al límite.
El futbolista dio la mano a Lucas Vázquez, que entraba para suplirle en el césped, pero negó el saludo al entrenador. No solo eso. Tal y como mostró en televisión el programa El Día Después,
El jugador balbuceó "hijo de puta, me cago en tu puta madre". Se desconoce si se lo dedicó al técnico galo o al cuarto árbitro, pero el enfado fue descomunal. Y el hecho no pasó desapercibido.
Ya en el vestuario Sergio Ramos intervino e intentó calmar los ánimos del jugador y el entrenador, pero la situación no se detuvo.
Salida amarga
Zidane no ha tardado en hablar con los responsables y les ha dejado claro que si existía alguna posibilidad de que se quedara con Morata para el año que viene se ha desvanecido. El francés no lo quiere ver ni en pintura. No tolerará de nadie actitudes como la del ariete y ha animado a los directivos a aceptar las ofertas que tiene por el madrileño.
Con todo, Álvaro aceptará la oferta del Chelsea con casi toda seguridad. Hace semanas que el goleador lo tiene casi hecho con el conjunto blue, pero no quiso comprometerse a la espera de ver alguna luz al final del túnel que atraviesa en el Real. Algo que con este último episodio difícilmente llegará a ocurrir.
Con la tecnología de Blogger.