Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Donde las dan las toman. Este clásico del refranero español está muy presente en el día a día de Florentino Pérez. El ser superior está acostumbrado a lidiar con múltiples enemigos.
El presidente del Real Madrid se las ha visto de todos los colores desde que dirige el club de Chamartín. Una entidad de glorioso pasado que ha vivido a la sombra del Barça en los últimos años.
Esa etapa de oscuridad parece tocar a su fin de la mano de Zinedine Zidane. El técnico galo ganó la Champions en su primer año en el banquillo blanco y puede lograr la segunda este curso. Inédito.
Sin embargo, tanto éxito genera recelos y crispación entre los rivales. Especialmente entre aquellos que antaño formaron parte de la casa blanca y salieron mal parados.
Carlo Ancelotti sabe que el Madrid persigue a varios jugadores de su agrado. A algunos, como David Alaba, los entrena en el Bayern de Múnich.
Hay otros casos, en cambio, de futbolistas que formaron a sus órdenes hasta que sus caminos se separaron. Es ahí donde se encuadra Marco Verratti.
El medio centro del PSG, objetivo prioritario del Barça para este verano, está también en el punto de mira del Real Madrid. No está claro si por necesidad, o por fastidiar. Pero lo está.
Y el entrenador italiano, en respuesta a las plegarias –es un mar de dudas– de su compatriota, ha mandado un aviso a navegantes. Un zarpazo en toda la cara.
No vayas al Real Madrid”, fue, en síntesis, lo que Ancelotti recomendó a Verratti. ¿Por qué? Porque en la casa blanca hay demasiados intereses. Y muchas puñaladas.  

infoBETS


Espacio Publicitario