Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El hecho de poder tener la oportunidad de hacer historia tanto en liga como en Champions implica que cada partido es una final y por lo tanto, un momento especial para jugadores y afición. En este sentido, el Real Madrid pondrá punto y final a su temporada en el Santiago Bernabéu precisamente contra el rival con el que se jugó el primer título de la temporada en Noruega: el Sevilla.

Un partido que de conseguir la victoria dejaría muy encarrilada una liga que debería de ganarse tanto en Vigo como más tarde en Málaga. Una gran piedra de toque para la cuál el equipo llegará tras el esfuerzo de la vuelta de semifinales de Champions y donde el nombre que menos apetecería recordar sería el del árbitro. Para este último partido en casa, será el colegiado Alberto Undiano Mallenco el que imparta justicia entre madridistas y sevillistas. Un árbitro con dilatada experiencia en primera división y que además ha dirigido encuentros a nivel europeo esta temporada. En lo que va de temporada ha arbitrado en dos ocasiones al Sevilla con un balance de un empate y una victoria y tan sólo una vez al Real Madrid: fue el pasado 18 de febrero ante el Espanyol en el Bernabéu con victoria por 2-0 para los de Zidane con goles de Morata y Bale.

Un árbitro que no duda en mostrar la tarjeta amarilla si es necesario y en ese sentido deberán estar muy atentos jugadores como Cristiano Ronaldo, Isco o Nacho que de ver una cartulina amarilla se perderían el partido aplazado en Vigo ante el Celta del próximo 17 de mayo. Como siempre se dice, lo mejor para un árbitro es que nunca se hable de él, pero esta claro que muchas miradas de la Liga estarán puestas en Undiano por un lado y en José Luis González González quién dirigirá el partido Las Palmas-Barcelona.

infoBETS


Espacio Publicitario