Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Con la cabeza, con el pie, con lo que le cuelga. Con el alma. Así ha destrozado Sergio Ramos al Atlético de Madrid en dos finales de Champions cosidas a golpe de lágrimas. De alegría para el Real Madrid y de un dolor eterno para los aficionados del Atlético. De Lisboa a Milán Sergio Ramos sí sabe qué se siente.
El capitán del Real Madrid se convirtió en el héroe –perdón, en el superhéroe– de La Décima con aquel gol de Lisboa. Sergio Ramos emergió entre rojiblancos, se suspendió en el aire como el maestro Yoda levitando y conectó el padre de todos los cabezazos. El cabezazo de La Décima. Sólo él y nadie más que él debe saber lo que se siente al marcar un gol que se cinceló en el corazón contento del madridismo para la eternidad. Y en el corazón partío del Atlético, también.

sergio-ramos-diego-godin-real-madrid-atletico
Sergio Ramos cabecea el gol de la final de Lisboa ante el Atlético. (Getty)

Y como el cartero siempre llama dos veces, el capitán del Real Madrid también. Sergio Ramos volvió a ponerse el traje de verdugo del Atlético en la final del año pasado en Milán. Esta vez con el pie, cayendóse, mientras le agarraban y le hacían penalti. Y hablando de penaltis, también el capitán general del equipo blanco marcó el suyo en la tanda. Así que Sergio Ramos sí que sabe qué se siente.

infoBETS


Espacio Publicitario